No a la impunidad

0
742

Fernando Calle Hayen

Los trabajadores y los sectores más necesitados de nuestro país, son los que más han sufrido por la corrupción y el envilecimiento en su actitud de quienes han conducido –esperemos no continúe- los destinos de nuestro país; la corrupción en todos sus niveles y durante décadas han destrozado las débiles instituciones de la república, corrompiendo desde los más altos niveles del poder –en muchos casos- el sistema de justicia y que decir de la representación nacional. En las últimas décadas se tiene a casi toda la clase política importante investigada por el caso Odebrech, entre otras denuncias de lavado de activos y corrupción en las esferas más altas de la función pública, lo que genera una desesperanza y total desconfianza del pueblo en la dirigencia política y hasta empresarial.

Es lamentable que no exista una seria política anticorrupción; los presidentes García, Toledo, Humala y Kuczynski prometeron luchar contra la corrupción en sendos discursos palaciegos, creando Zares, comisiones y secretarías anticorrupción con los resultados conocidos.

El presidente Vizcara viene prometiendo los mismo. El presidente Humala y Kuczynski ante las cartas notariales enviadas para que suscriban un convenio con las Naciones Unidas para que se instale en nuestro país la Comisión Internacional contra la Impunidad como en Guatemala y otros países con resultados positivos en la lucha contra esta lacra y delito de lesa nación, se asustaron y las derivaron a la cancillería, pudiendo entender cada uno de Uds, sus razones por la forma en que terminaron.

El presidente Martín Vizcarra para variar, la ha remitido a la presidencia del consejo de ministro, esperemos no por iguales razones, pero Ud. amigo lector podrá ir sacando sus conclusiones y ser dueño de su reacción ante tanta ignominia. (ofensa pública)
Tenemos el caso reciente del Presidente Humala y la Sra. Nadine de Humala aparte del Habeas Corpus , que levantaron con generoso apoyo –sabe Dios porque- toda una movilización medíatica en torno a una medida de incautación relacionada de acuerdo a la ley referente al lavado de activos y narcotráfico, que está encuadrado ello para efectos de garantizar la posesión y posterior decomiso de los inmuebles y/o muebles, cuenta corrientes, ahorros , joyas, etc. que esté vinculado al dinero ilícito o proveniente de este crimen.

Es interesante recordar las palabras del presidente Ollanta Humala Tasso –al respecto- en un seminario sobre la lucha contra la corrupción en donde señala lo siguiente: “… quiero ratificar que la lucha contra la corrupción es un compromiso del que no vamos a abdicar de ninguna manera […] se ha promulgado la ley de perdida de dominio, que permitirá la incautación de bienes provenientes, ahora también por delitos de corrupción …”. Como vemos al respecto todo lo actuado por el Juez Richard Concepción Carhuancho es legal, procedente e inclusive sigue el mandato político del presidente Humala.

La actuación del Juez Richard Concepción Carhuancho es correcta; ahora bien, que fue precipitado, que no se ha considerado la situación de los niños etc, ; podría ser .

Lo correcto es que si algunos consideran que la norma viola derechos, se presta a ensañamiento político –lo que sería inaceptable- o no está bien, deben por su iniciativa mejorarse o corregirse los errores que consideran, pero sin duda que todos coincidirán que algo serio y fuerte tiene que hacerse en la lucha contra la impunidad que es la gangrena de nuestras instituciones y débil democracia. No a la Impunidad.

Facebook: Fernando Calle Hayen. Twitter: @FernandoCalle_H