Lima es la segunda ciudad más contaminada de Latinoamérica

0
2503

Los más de 9 millones de peruanos que viven en Lima están expuestos a uno de los niveles de contaminación urbana más altos de América Latina, según reportó recientemente el Foro Económico Mundial (WEF por sus siglas en inglés). Según este ranking, la ciudad con la peor contaminación del aire más es Santa Gertrudes, en Brasil, con un índice de 95 de concentración de partículas PM10, micro gramos por metro cúbico anual, seguida por Lima, con 94.

El tercer lugar de la lista lo ocupa Monterrey, en México, con 86; el cuarto, La Paz, en Bolivia, con 82; seguida por Toluca, en México. Además, el estudio reporta que “en América Latina se han reducido los niveles de PM2,5 excepto en Honduras, Guatemala y Perú”.

Estas partículas contaminantes, contenidas en el aire, provocan daños en la salud de las personas que las respiran habitualmente, generando diversos tipos de enfermedades respiratorias, e incluso, cáncer. A nivel mundial existen países, como China e India, que cuentan con ciudades con un índice de contaminación incluso más alto que el de Lima, donde se ha registrado altas tasas de muertes prematuras provocadas por la contaminación del aire, sobre todo entre los años 1990 y 2015, hecho que nos debe servir de alerta para evitar llegar a esos niveles mortales.

Según reporta el WEF, “las ciudades con el aire más contaminado pertenecen a países cuya economía está en vías de desarrollo o subdesarrollada”, y que buscan industrializarse, como el caso del Perú, por ello es importante que las autoridades como el Ministerio del Ambiente y el Ministerio de Energía y Minas se enfoquen en el desarrollo de energía eléctrica menos contaminante, y en la salida del mercado de los autos que se mueven con combustibles fósiles, como petróleo y gasolina, para permitir el ingreso de vehículos eléctricos.

En el caso de la contaminación de Lima preocupan dos aspectos: el deficiente y antiguo parque automotor, y la ubicación en Chilca, a 60 kilómetros de la ciudad de Lima, de cuatro plantas termoeléctricas que generan electricidad con gas natural. Si bien este combustible tiene niveles de contaminación más bajos que el diésel, sigue siendo un peligro para la salud pública, sobre todo por la alta concentración, pues ahí se genera casi el 50% de la electricidad que se consume en el Perú.

En reciente inauguración de una planta de energía solar renovable a la que asistió el presidente Martín Vizcarra, el Ministerio de Energía y Minas reportó que esa central solar “beneficiará al medioambiente, ya que en la práctica evita la emisión de 51,000 toneladas de CO2 por año”, sin embargo el ministerio no da señales concretas para la expansión de la generación eléctrica con energías renovables en el país.