Cómo medir el amperaje

0
1585

El amperaje es la cantidad de corriente eléctrica circulando a través de un componente eléctrico, tal como un cable. Específicamente, el amperaje mide el número de electrones que pasa por un punto en especial durante un período de tiempo específico, 1 ampere (o “A”) es igual a 1 coulomb por segundo. Medir el amperaje es una tarea importante cuando se trabaja con sistemas eléctricos, primordialmente para asegurarse de que en los cables no esté circulando más corriente de la que pueden soportar. Puedes medir el amperaje con un aparato especial llamado “multímetro”.

Pasos: 

1.- Determina la escala de amperaje para tu multímetro digital. Un multímetro es un dispositivo pequeño que sirve para medir el voltaje, la resistencia y el amperaje. Cada modelo está calibrado para manejar una cierta cantidad de corriente, y esta calibración debe ser adecuada para el sistema eléctrico que deseas probar. Por ejemplo, si circulas 200 A a través de un multímetro calibrado para solo 10 A, terminarás arruinando su fusible.

2.- Selecciona la función apropiada en tu multímetro. La mayoría de los multímetros tienen funciones para medir diferentes cantidades. Para medir el amperaje, tienes que seleccionar la función adecuada tanto para el amperaje en corriente alterna o para corriente directa, dependiendo del sistema eléctrico que pruebes. La fuente de poder para tu sistema determinará el tipo de corriente, por ejemplo, los hogares utilizan corriente alterna, mientras que fuentes como una batería utilizan corriente directa.

3.- Establece el rango en tu multímetro. Para asegurarte de no arruinar el fusible del dispositivo, ajusta la sensibilidad máxima de amperaje muy por encima de tu lectura esperada. Puedes reajustarlo si el multímetro no muestra lectura cuando esté conectado en tu sistema.

4.- Conecta las puntas en las terminales apropiadas. Tu multímetro debe venir con 2 cables. Cada uno debe terminar con unas puntas de un extremo y al otro puede tener entradas para los agujeros conectores del multímetro o unos conectores tipo caimán. Conecta ambos cables en las terminales del multímetro correspondientes para medir el amperaje.

5.- Enciende el circuito para medir la corriente. Es algo extremadamente peligroso y puede causarte descargas eléctricas si mides la corriente alterna de tu hogar u otra fuente de alto voltaje o amperaje, incluso si mides fuentes de poder de menor capacidad. Apaga todos los interruptores antes de trabajar y utiliza una sonda de detección de corriente alterna para garantizar que esté completamente apagada antes de que toques cualquier cable, en especial los que no tienen protección. No trabajes en un ambiente mojado o húmedo. Puede conducir electricidad y lastimarte. Utiliza guantes de goma gruesos. Es posible que necesites precauciones adicionales. Consulta una guía oficial de trabajos eléctricos (no una fuente en Internet) antes de empezar a trabajar. Asume que los cables puedan tener falta de aislamiento por daños accidentales durante la instalación o debido al tiempo. La falta de aislación puede causar una descarga eléctrica. Siempre cuenta con alguien preparado con un teléfono, que no te esté tocando, para llamar a Emergencias y auxiliarte en el peor de los casos.

Corta el cable en un punto y retira el material aislante en ambos extremos expuestos. Asegura los extremos a los cables del medidor de amperes. No permitas que los extremos expuestos te toquen. Enciende de nuevo los interruptores y ajusta el medidor de sensibilidad si no recibes ninguna lectura.

6.- Apaga el interruptor y utiliza una sonda de detección de corriente alterna para asegurarte de que no haya corriente. Después, reconecta el circuito. Sigue las precauciones mencionadas en el paso 5 y consulta una guía oficial de trabajos eléctricos (no una fuente de Internet) para conocer las precauciones de seguridad. Después de haber obtenido tu lectura, necesitarás completar el circuito roto de nuevo. Es mucho más seguro comprar e instalar un nuevo cable en lugar de tratar unir el área que cortaste.