Garrat: “Mi novela trata de mi vida de allegado durante la dictadura”

0
1145

Su libro es “best seller” en Santiago de Chile y autor anuncia que es la primera de una trilogía de novelas.

Ya hicimos en esta página una primera entrega periodística sobre el escritor chileno, Ernesto Garratt Viñes, de quien hemos ponderado sus raíces peruanas y en la perspectiva de que más adelante lo podamos tener por estos lares en un encuentro con sus pares peruanos, y para familiarizarlo con nuestros lectores, hacemos una segunda entrega, esta vez de una entrevista del periodista chileno Alberto Rojas, publicada en el diario EL Mercurio, de Santiago de Chile, con fecha 09 de enero del año en curso, en la que Garratt nos revela las clave de su exitosa primera novela “Allegados”, cuya primera edición se encuentra agotada en Santiago de Chile, y anuncia que esta es la primera de una trilogía.

– “Allegados” se basa en tu propia experiencia de juventud. ¿Qué te motivó a querer convertir esos recuerdos tan íntimos en una novela?

“En efecto, mi novela ‘Allegados’ se basa en gran parte en recuerdos de mi propia vida de allegado, durante la dictadura en los años ’80. Siempre me dieron vuelta esos recuerdos perturbadores de maltrato y miserias y ahora, ya de grande, como un adulto, pensé que sería bueno traer ese dolor al presente y convertirlo en una novela. Viendo el ejemplo de escritores como el notable Luis Saavedra (“Poliedro”) y otros, es que me decidí a ficcionar mi propia visión del Chile de los ’80”.

Exorcizar el pasado

– ¿Consideras que escribir esta novela fue, de algún modo, exorcizar aquel pasado?

“Sí, podría decirse que sí. Pero más que una terapia, fue un ejercicio narrativo que me entretuvo mucho y me hizo plantearme desafíos creativos. Muchas personas me aconsejaron, al inicio del proceso de escritura, dejar de lado todo lo que tuviera que ver con la fantasía presente en “Allegados”, y concentrarme solo en el costumbrismo y en la descripción de la miseria. Pero como buen proceso de catarsis que fue la escritura del libro, como buena manera de exorcizar el pasado, yo mismo, al momento de escribir la novela, necesité descanso y evasión, que es el descanso y evasión del protagonista al escribir y dibujar la novela que está dentro de la novela. Además, creo que es el descanso (la novela dentro de la novela) que también necesita el lector, porque lo que hay en ‘Allegados’ es rudo y fuerte”.

– Claro, el joven protagonista que vive de allegado junto a su madre, se evade de esa dura realidad creando una historia en la que el personaje principal es un vampiro. ¿Cómo nació esa subtrama?

“Es loco porque yo no había escrito ficción en mi vida y nunca pensé en hacerlo. Soy periodista y amo mi profesión profundamente. Pero me fascinaba la idea de explorar la ficción y antes que todo, esta subtrama (o novela dentro de la novela) fue lo que nació primero: Mihai, un vampiro que no quiere ser vampiro y que, después de mucho darle vueltas, se convirtió en una excusa y espejo para reflejar la trama ‘real’ de la novela ‘Allegados’. Siempre me ha gustado el terror como formato y los vampiros son mi debilidad como personajes de ficción. De hecho, la lectura de ‘Drácula’, de Bram Stoker, así como su narración epistolar, fueron cruciales para encontrar el tono de la novela”.

Una trilogía

– En algún momento “Allegados” tiene un tono similar al de algunas películas de Tim Burton o Guillermo del Toro, en las que suele coexistir una dura realidad cruzada por elementos fantásticos. ¿Hay ahí algún guiño a esos directores?

“Sin duda, el cine es una tremenda influencia en ‘Allegados’. El mundo gótico de Tim Burton, que es el mundo gótico de la casa Hammer y de un escritor como Lovecraft, siempre me han llamado la atención profundamente; y desde mi humilde aporte literario, quise hacer guiños y referencias a esos cosmos creativos. Además, amo los monstruos, como personajes, como objetos de estudio narrativo y, sin duda, lo que ha hecho Guillermo del Toro en el cine fue una derecha inspiración. Ese cruce entre realidad brutal y fantasía afiebrada, y la forma que tiene de juntar ambas dimensiones, me parece fantástico. Guillermo del Toro fue una inspiración para ‘Allegados’, sin duda. Es un creativo sin límites que sabe pensar fuera de la caja y, a mi propia escala y pericia, traté de hacer ese ejercicio”. –

– Con esta novela inicias una trilogía. ¿Cuándo publicarás el segundo tomo y qué puedes adelantar de su contenido?

“Tengo planificada una trilogía, sí, porque ‘Allegados’ es como una especie de ‘Harry Potter’, pero chileno, ochentero y muy, muy en mala. Pero siempre con corazón y ganas de ser masivo. Tengo avanzados los tomos dos y tres, y pienso postularlos al Fondo de Libro para encontrar recursos para terminarlos bien. Pero te puedo adelantar que siguen este viaje del protagonista año a año: primero fue 1988, después vendrá 1989 y terminará en 1990. Se trata de un arco donde lo planteado en el libro ya publicado se expandirá con, espero, buenas sorpresas para el lector, quien es para mí la primera, última y única preocupación como un escritor”.