Reduce el estrés con el kiwi

0
758

El kiwi es una fruta ideal para los tiempos modernos. Debido a la gran cantidad de vitamina C, puede evitar el nerviosismo y la ansiedad. También es perfecto para reducir el estrés.

Nos permite sentirnos más tranquilos y enfrentarnos a los problemas u obstáculos que aparecen en nuestra vida. Se recomienda comer un kiwi antes de una entrevista de trabajo o una reunión importante, para reducir la tensión.

El kiwi

El kiwi es una fruta pequeña y deliciosa, conocida por su color marrón y su piel con pelos en el exterior y su interior verde brillante. Es originaria de un valle de China, aunque luego fue llevada a Nueva Zelanda, donde hoy se produce en cantidad elevada.

Se la denominó “kiwi” debido a su parecido con el pájaro homónimo, muy popular en Oceanía. Es una fruta cuyo sabor, indican los que saben, es una perfecta combinación entre el plátano, la fresa y la piña. Conoce los beneficios del kiwi en el siguiente artículo.

Otras propiedades

Disminuye el estreñimiento.- El kiwi es una fruta repleta de fibra soluble, por ello ayuda en la digestión y mejora el tránsito intestinal, siendo una gran aliado para prevenir el estreñimiento.

Si se consume en el desayuno ayudará mucho más en este aspecto. Se puede comer con otras frutas, yogur, kéfir o cereales a la mañana. Favorece la expulsión de heces.

Ayuda a adelgazar.- Tiene un gran porcentaje de agua y un nivel calórico intermedio (63 Kcal cada 100 gramos), por lo que permite bajar de peso y sentirse más saciado. A su vez, no posee demasiado sodio, siendo perfecto para las dietas de adelgazamiento y para perder agua, sobre todo en el caso de embarazadas.

El kiwi es muy diurético y no debe faltar en la alimentación de los que sufren de obesidad o sobrepeso. Es útil en casos de insuficiencia cardíaca o hepática.

Mejora la circulación de la sangre.- Al contener vitamina E y ácidos grasos Omega 3 y 6, el kiwi fluidifica la sangre, mejorando el estado general de las arterias. Esto evita la formación de trombos o coágulos en los vasos sanguíneos.

Esta fruta sirve para proteger contra trombosis, angina de pecho, derrames cerebrales e infartos. Y como si esto fuera poco, el kiwi y su fibra, permiten reducir los niveles de colesterol en sangre.