Cuídate de la diabetes con el melocotón

0
2115

Tanto para las personas que tienen diabetes como para las que tienen que restringir el consumo de carbohidratos por el tipo de dieta que llevan, el melocotón o durazno es una fruta ideal porque es muy baja en ellos. Además, su contenido en fibra es alto y esto hace que los hidratos de carbono se absorban progresivamente evitando picos de azúcar en sangre (glucemia).

El melocotón

El melocotón o también llamado durazno es originario de China y es el fruto del melocotonero, Prunus persica, un árbol frutal que pertenece a la familia botánica de las Rosáceas, igual que la pera, la manzana, las almendras o las ciruelas.

La nectarina es una variedad de melocotón muy parecida en sabor y cualidades nutricionales pero con la piel sin pelitos.

Disfruta de los melocotones tomándolos como postre en las comidas, como snack saludable para picar entre horas o en recetas de cocina con melocotón como por ejemplo: mermeladas, confituras, rellenos para tartas y tartaletas, preparando melocotón en conserva, melocotones al vino, batido de melocotón, etc.

Otros beneficios

La fibra insoluble que contiene esta fruta es muy importante para mantener un tránsito intestinal regular y prevenir o combatir los casos de estreñimiento y para contribuir a prevenir enfermedades como el cáncer de colon.

Debido a su alto contenido en potasio y a su bajo aporte de sodio, el melocotón o durazno es un alimento muy interesante para incluir en la dieta habitual de personas con hipertensión o con cierta propensión a tener la tensión arterial alta.

Los antioxidantes como los carotenos que contienen los duraznos o melocotones son muy importantes y beneficiosos para cuidar de nuestra vista y contribuir a prevenir enfermedades en los ojos como cataratas o pérdida de visión nocturna.

De la composición nutricional del melocotón destaca su contenido en carotenos, antioxidantes que contribuyen a mejorar el sistema inmunológico y a fortalecerlo, combatiendo los daños que ocasionan los radicales libres y previniendo o retrasando la aparición de enfermedades.

Otro componente muy importante que posee el melocotón o durazno son las cumarinas, éstas tienen un efecto muy beneficioso sobre los capilares sanguíneos porque aumentan su resistencia, contribuyendo a prevenir dolencias de tipo cardiovascular tan comunes como las varices.