Buscan caída de Chávarry para tapar blindaje en caso Lava Jato

0
1947

Sacan a fiscal que iba a permitir a PPK fugar del país

César López

Ayer, el fiscal de la Nación, Pedro Chávarry, denunció públicamente una conjura política para quitarlo del cargo y empantanar las investigaciones del caso Lava Jato, y no  se estaría equivocando, ello debido a que se había detectado que en la gestión de Pablo Sánchez no sólo no se avanzó en la investigación, sino se filtró información que permitió la fuga del expresidente Alejandro Toledo.

Fuentes del Ministerio Público revelaron a LA RAZON que los fiscales a cargo del caso Lava Jato emblemático proceso, encabezados por el descabezado Hamilton Castro, no sólo han tenido una pésima actuación, sino que incluso intentaron ayudar, felizmente sin suerte, que el expresidente Pedro Pablo Kuczynski intente salir del país, con el pretexto de un tema de salud.

Según esta versión, el pasado 30 de julio, en una audiencia pública, el fiscal José Domingo Pérez, nombrado por el Fiscal de la Nación, Pedro Chávarry, acusó a su colega Marcial Páucar de haber autorizado la salida del país del PPK para un presunto tratamiento médico en Estados Unidos, que en realidad encubría una eventual fuga.

Este hecho fue denunciado a la Fiscalía Suprema de Control Interno. La investigación contra el exmandatario estaba a cargo del fiscal Castro, que al viajar a Francia, le encargó el expediente a Páucar y este, sin mayor rigor, dio “luz verde” al pedido de PPK para un tratamiento cardíaco “grave”, el cual quedó sin sustento cuando el exmandatario fue visto en el matrimonio de la periodista Milagros Leyva.

El fiscal Marcial Páucar respondió al Juzgado de Investigación Preparatoria que no se opone a la salida del país del expresidente, por tratarse de un problema de salud. Tras esta grave situación a Chávarry no le quedó otra cosa que sacar a este  fiscal.

Este fiscal también tenía a su cargo la investigación al club de la construcción, el cual fue tan mal manejado que hoy Graña y Montero fue excluida de la investigación a pesar que directivos de la empresa brasileña Odebrecht revelaron que conocían de las coimas pagadas durante el gobierno de Alejandro Toledo y Ollanta Humala.

Otra de las situaciones que descubrió el nuevo equipo especial Lava Jato sería el de una supuesta filtración de información desde el Ministerio Público, en la gestión de Pablo Sánchez, que ayudó al expresidente Alejandro Toledo a fugar del país.

En declaraciones a Radio Exitosa Chávarry, sobre la filtración de información que le permitió saber al expresidente Alejandro Toledo que se iba a pedir prisión preventiva en su contra, dijo que este tema se iba a investigar.

Chávarry también dijo que unas semanas antes de que asumiera el cargo, Alejandro Silva, entonces asesor del fiscal Pablo Sánchez y exfuncionario en las gestiones de Susana Villarán (exalcaldesa) y Ollanta Humala (expresidente), acudió a varios medios para desprestigiarlo.

Silva Reina, abogado formado en la ONG Coordinadora Nacional de Derechos Humanos (CNDDHH), fue defensor municipal de Víctimas de Accidentes de Tránsito de la Municipalidad de Lima (2012-2014) durante la gestión de Susana Villarán.

Después fue director de Seguridad Democrática en el Ministerio del Interior, con el entonces ministro José Luis Pérez Guadalupe, persona de absoluta confianza del expresidente Ollanta Humala y su esposa Nadine Heredia. Esta situación fue de conocimiento de Pablo Sánchez, quien se hizo la vista gorda.