Golpe a los golpistas

0
540

Por John Colonio

El Ministerio Público ha dado un importante paso en su intención de denunciar a los corruptos implicados en el escándalo de Lava Jato, en que se pagó millones de dólares en coimas en perjuicio de las arcas públicas.

La restauración de la cooperación  sin restricciones con la empresa Odebrecht ha sido un gol de media cancha de Rafael Vela Barba, coordinador del equipo especial de la fiscalía que investiga el Caso Lava Jato.

En menos de un mes, les gusté o no a los caviares, ppkausas y humalistas, el fiscal de la Nación, Pedro Chávarry, logró lo que su antecesor, Pablo Sánchez, “intentó” hacer cuando estaba al frente del Ministerio Público.

La suscripción de un documento de entendimiento, donde ha estado presente el abogado del señor Jorge Barata, permitirá a la justicia peruana llegar al fondo de la verdad y meter entre rejas a quienes, aprovechando un cargo público, recibieron plata sucia a cambio de entregar obras públicas, donde se habla de un perjuicio económico de 1,500 millones de dólares al Estado.

Según el documento difundido, el equipo especial que investiga el caso Lava Jato y representantes de la constructora brasileña suscribieron un acta de entendimiento mutuo para la culminación del procedimiento de colaboración eficaz.

Sin lugar a dudas, esto pondrá nerviosos a muchos implicados, quienes se beneficiaron de la pasividad del defenestrado fiscal Hamilton Castro, quien al parecer se habría hecho de la vista gorda.

Rafael Vela reveló que Hamilton Castro, anterior coordinador del equipo especial del Caso Lava Jato, no ha entregado todos los documentos de indagación. Ajá

Además, cuestionó que el equipo de Castro no se haya opuesto al pedido del ex presidente Kuczynski para salir del país. Por ello, se ha solicitado la separación del fiscal Marcial Páucar, quien además tenía a cargo la investigación al club de la construcción.

Aunque parezca increíble, sólo una voleibolista está presa en la investigación del caso Lava Jato. Repasemos Ollanta Humala, su esposa Nadine Heredia y la exalcaldesa Susana Villarán están libres. Mientras que el expresidente Alejandro Toledo sigue veraneando en las paradisiacas playas de Estados Unidos.

Sin embargo, no hay que cantar victoria. El poder de quienes se beneficiaron de sobornos y coimas de la empresa brasileña sigue latente, más aún si se difunde audios a cuenta gotas.