Al descubierto “cuentas secretas” por caso Lava Jato

0
2110

Llegarán servidores incautados en Suiza que contiene pago de coimas

CÉSAR LÓPEZ

Esta semana vendría desde Brasil una copia del servidor que Odebrecht tenía guardado en Suiza,  el cual almacena información concerniente a los pagos ilícitos que esta constructora dio a políticos de toda Latinoamérica.

En el 2015, como parte de la investigación a Odebrecht, la Fiscalía General de Suiza incautó dos servidores de almacenamiento de datos a la empresa Safe Host. La diligencia estuvo liderada por el entonces fiscal Stefan Lenz.

Los equipos guardaban seis terabytes de información (tres veces más que el Caso Panamá Papers), de los softwares MyWebDay y Drousys, sofisticados programas que eran operados por trabajadores de Odebrecht del llamado departamento de operaciones estructuradas (encargado de los sobornos).

Estos servidores contiene dos millones de documentos, entre correos electrónicos y registros de transacciones bancarias “secretas” hechas por Odebrecht a políticos y funcionarios de toda la región, incluido Perú.  Estos datos vienen siendo “preparados” por las autoridades para que sean utilizados como medios de prueba por los fiscales.

El servidor de Odebrecht tiene información sobre los fondos que destinó la empresa en diferentes países, así como pruebas respecto a los aportes que dieron a las campañas electorales en el Perú.

Este equipo aguarda encontrar recibidos de pago, constancias de transferencias, estados de cuentas bancarias que puedan ser utilizados en las investigaciones que tienen abiertas.   

A principios de abril del 2017, el juez supremo Edson Facchin autorizó a la fiscalía investigar a 83 políticos brasileños involucrados en los pagos de Odebrecht. Entre ellos, nueve ministros de Temer, el presidente del Senado y el de la Cámara de Diputados.

Brasil tiene con Perú un acuerdo de colaboración. Ello significa que de hallarse información que atañe a la investigación que se sigue en Perú ésta sería compartida por Brasil. Al respecto,  Jorge Barata ya reveló que entregó 3 millones de dólares al expresidente Ollanta Humala, mientras que Susana Villarán recibió la misma cantidad.

El mismo fiscal que incautó estos servidores ha sido contratado por la fiscalía peruana a fin de decodificar la información que hay en estos servidores. El contenido, no obstante, se encuentra encriptados para ocultar la identidad de los funcionarios corruptos.

La asesoría de Lenz, consiste en descifrar la información de los servidores de Odebrecht y posteriormente analizarlas para que les sea de utilidad a la fiscalía a fin de corroborar las declaraciones de los ex ejecutivos de la constructora, como las dadas por Jorge Barata, o para que se abran nuevas líneas de investigación.

Cuentas secretas

El Ministerio Público de Suiza embargó cerca de 100 millones de dólares en cuentas secretas de la constructora brasileña, usadas para pagar sobornos en 12 países, entre ellos el Perú.

Las autoridades suizasallanaron cuentas que estaban a nombre de empresas fachadas, pero cuyos fondos pertenecían a Odebrecht. Se calculó que la compañía movió US$ 211,6 millones en el sistema financiero de este país.

Parte del dinero, según tesis de la fiscalía suiza, fue utilizado para pagar a las personas ligadas al esquema de corrupción. Los movimientos bancarios fueron realizados entre el 2001 al 2016 para garantizar proyectos de infraestructura.

Como se recuerda, el Departamento de Justicia de Estados Unidos reveló que Odebrecht pagó aproximadamente 788 millones de dólares en sobornos en los siguientes países: Angola, Argentina, Brasil, Colombia, República Dominicana, Ecuador, Guatemala, México, Mozambique, Panamá, Perú y Venezuela. Las coimas se realizaron a cambio de la adjudicación de más de 100 proyectos de infraestructura, parte de esta información están en los servidores incautados que llegarán al Perú.

Parte del dinero, según Folha de Sao Paulo, fue utilizado para pagar a las personas ligadas al esquema de corrupción de Petrobras. Los movimientos bancarios fueron realizados entre el 2001 al 2016 para garantizar proyectos de infraestructura.

Como se recuerda, el miércoles el Departamento de Justicia de Estados Unidos reveló que Odebrecht pagó aproximadamente 788 millones de dólares en sobornos en los siguientes países: Angola, Argentina, Brasil, Colombia, República Dominicana, Ecuador, Guatemala, México, Mozambique, Panamá, Perú y Venezuela. Las coimas se realizaron a cambio de la adjudicación de más de 100 proyectos de infraestructura.