Sergio Tapia: Las ONG son lobistas que presionan persiguiendo objetivo ideológico

0
4761

USAN FACHADA PARA DEFENDER SUS INTERESES, SEÑALA JURISTA SERGIO TAPIA

Persiguen el cultivo de su ideología y la destrucción de quienes no comulgan con ellos, refiere

– ¿Cuál es su opinión sobre el rol de las ONG?

Las ONG son, como su nombre lo indica, organizaciones no gubernamentales, que aportan informes, ideas, diagnósticos al Consejo Económico y Social de las Naciones Unidas. Así es que se abrió un canal directo de las Naciones Unidas con la sociedad, con personas que no son el Estado. Ahora, se puede clasificar a las ONG en el Perú como organizaciones lobistas que presionan persiguiendo un objetivo ideológico, y que en realidad son estudios de abogados que, bajo el nombre de ONG, hacen lo que ningún estudio de abogado haría.

– ¿A qué se refiere?

Por ejemplo, no hay ningún estudio de abogados que ingrese al Poder Judicial (PJ) a dar oficialmente conferencias que beneficien a sus propios juicios que llevan, eso sería una inmoralidad. Las ONG lo hacen. Tampoco hay un estudio de abogados que pueda enemistarse con un juez al punto de hacerle la guerra para botarlo, o ponerlo en su página web, y eso lo hace el IDL. Por ejemplo, basta abrir la página web del IDL [para ver] cómo quieren tumbarse hoy día al juez Walde [Jáuregui], que tiene en sus manos en la Corte Suprema el caso de la currícula de educación que han denunciado un grupo de padres de familia contra el género.

– ¿Hacen lobbies?

Es que estas ONG son una maquinaria lobista, tendrían que estar inscritos –y al parecer no lo están- en un registro especial que se llama registro de gestión de intereses. Aunque no sea delictivo, es antiético, al menos por las normas del ejercicio profesional.

– ¿Qué observa del financiamiento del Instituto de Defensa Legal (IDL), que proviene de organizaciones muy diversas?

Estas donaciones provienen, como usted verá en el balance de la Agencia Peruana de Cooperación Internacional (APCI) que ustedes han recibido, de tres fuentes. Primero, viene de estados: por eso salen los nombres de embajadas, generalmente de estados europeos. Luego también hay una cooperación de fundaciones de empresas, y en eso destaca la fundación Ford, el segundo donante más importante del IDL. Estas empresas generalmente buscan reducir la población en los países en desarrollo para que no se consuma las materias primas, y estas queden para los países desarrollados o para sus empresas. En la tercera línea de financiación ahí veo también unas organizaciones de iglesia, como por ejemplo la Fundación Misereor de la iglesia católica alemana. O partidos políticos como la Fundación Hanns Seidel, que es un partido político católico regional de Baviera en Alemania. Entonces vemos una financiación de, en promedio, más de un millón de dólares al año para que puedan gastar.

– Es un presupuesto importante. ¿Qué objetivos buscan con estos fondos?

Qué se propone realizar el IDL, dos áreas. En el área jurídica, generalmente la persecución judicial a los militares que lucharon contra el terrorismo y eso tiene otra faz, tiene anverso y reverso. En el reverso de esta persecución a los militares está la defensa de quienes fueron terroristas, aunque ellos lo nieguen. En segundo lugar, en el área de prensa, ellos persiguen el cultivo de su ideología, y también la destrucción de quienes no comulgan con ellos, así como también la defensa de sus amigos.

– ¿Aquí entra la difusión de estos audios del CNM?

Con el tema de los audios ocurre una cosa extraña. El Estado levantó el secreto de las comunicaciones de jueces y otros implicados para investigar si estaban cometiendo delito o no. Ese trabajo, según el Código Procesal Penal, el juez tiene la obligación de conservarlo en forma reservada, porque todas las etapas primarias de los procesos penales son reservados. Ha extrañado mucho que estos audios producto de interceptaciones legales, hayan sido difundidos de la forma como los han difundido, y selectivamente. Entonces no se sabe cuántos [audios] hay, no se sabe a quiénes compromete y todo eso pues da la idea de la fortaleza que han obtenido estos grupos que justamente son más que un estudio de abogados, y que se escudan bajo el nombre de ONG.

– ¿Qué le parece que la Open Society Institute (OSI), de George Soros, sea un financista muy importante en varias ONG de este tipo?

George Soros es un hombre que se ha dedicado a hacer fortuna con papeles del tesoro y de la deuda pública de los estados. Él crea situaciones, condiciones de crisis política en determinados estados; estos estados entran en crisis, los bonos que emitió ese estado pierden interés en el mercado internacional, el los compra y después él resuelve la crisis; se estabiliza el país y vuelve a vender esos bonos en su valor real y no en su valor perjudicado. Esta operación financiera la hizo Soros en el Perú hace unos años, en el periodo entre la Marcha de los Cuatro Suyos y el Baguazo. Entonces, él no dona dinero para que se creen situaciones de tensión o de crisis filantrópicamente. Lo hace para incrementar su fortuna.