Vuelve y juega: HAMÁS y la AP (IV) y un poco de Colombia

0
322

Alter B. Himelfarb W. – Miembro A.I.E.L.C.

Volviendo al tema del reconocimiento por parte de Colombia (ex Ministro María Ángela Holguín) al  “Estado Palestino”, como “Estado Libre, Independiente y Soberano”, debemos hacer unas cuantas aclaraciones:

El “Estado” Palestino, en cuanto a terreno, comprende 2 zonas: una,  “La Franja de Gaza”, la cual no la administran, ni Israel ni la Autoridad Palestina, sino el grupo terrorista HAMÁS el cual de manera turbulenta, se la rapó a la Autoridad Palestina. La 2ª zona, llamada durante los mandatos judíos bíblicos, Judea y Shomrón o Judea y (traducido como) Samaria y que en los tiempos modernos, (1948-1967) se comenzó a llamar *Cisjordania*, tiene 3 tipos de administración en Zonas A, B y C.  No obstante, hasta 1948, siempre se llamó JUDEA y “SAMARIA”, traducción latina del hebreo, de YEHUDA y SHOMRÓN.

De manera que no sólo están geográficamente separadas, -lo cual no sería obstáculo para un proceso de paz-, sino que políticamente están separadas.  Mientras la Autoridad Palestina que al día de hoy, sigue siendo un ente de “cartón”, reconoce a Israel, no obstante está dependiendo de la OLP (Organización para la Liberación de Palestina y su brazo armado Al-Fatáh), firmante del “Tratado de Oslo”, el grupo terrorista Hamás, que controla Gaza, tiene en su constitución, acabar con el Estado de Israel.

¿Entonces, podría llamarse *eso* un Estado Libre y Soberano?

Un Estado dividido,  tal como lo acabamos de describir, que además, no tiene independencia económica, ¿podría llamarse *Libre*? Mientras la Autoridad Palestina, recibe apoyo económico de Europa y algunos países árabes, Hamás recibe apoyo económico para su acciones terroristas, de Catar, Irán y probablemente de otros Estados anti israelíes.

O sea, que la flamante ex Ministro de Exteriores de Colombia (María Ángela Holguín) y su ex Presidente Santos, reconocieron al mismo tiempo, a 2 *Estados* en vez de uno (el mismo error de la ONU).  Colombia, como *gran amigo* de Israel*, reconoció a un *Estado* que quiere desaparecer a Israel. Y a otro, que pretende adueñarse impunemente de la capital de Israel, cuando nunca había existido, ni un Estado *Palestino*, ni, –con propiedad-, un Gobierno Palestino.

Y salta la pregunta: ¿Por qué, cuando Jerusalén y la Margen Occidental estaban bajo el Mandato de Jordania, no aprovecharon la creación de su Estado Palestino? Por qué?

Esa ha sido la *brillantísima* decisión de la ex Ministro Holguín y su ex Presidente Santos, urdida a escondidas, en las sórdidas entrañas de su antisemitismo. Una de las pueriles excusas de la ex Ministro, fue la de apoyarse en que la gran mayoría de los países Latino Americanos, han hecho ese mismo reconocimiento.

¿Y qué hay con eso?  ¿Acaso esa “solución” es correcta?  Porque lo que han hecho esos países Latino Americanos es  darle reconocimiento tanto a la Autoridad Palestina por una parte, como por otra a Hamás,  un movimiento terrorista que quiere acabar con Israel.

O sea, que mientras el ex Presidente Santos quería acabar con el terrorismo de las FARC,  está, –EXPRESAMENTE-, apoyando el terrorismo de Hamás, dándole “Carta de Existencia” a Hamás.

En Noviembre 19 del 2017, fue entrevistado por el canal Alrai TV de Kuwait, el escritor Kuwaití Abdullah Al-Hadlaq, quien tuvo el valor de dar sus opiniones, así:

1-“Israel no está haciendo OCUPACIÓN.  Es un pueblo que regresa a su Tierra Prometida”.

2-“La historia de Israel es antigua, anterior al Islam.  Por lo tanto, nosotros los musulmanes, debemos reconocer que los israelitas tienen derecho a esas tierras, por lo que no son tierras saqueadas”.

3-“Cuando el Estado de Israel se estableció en 1948, no había un Estado llamado *Palestina*”.

4-Le preguntaron porque él había dicho que “quería ser como un soldado israelí”.  Respondió, que él lo había dicho en el 2006, cuando habían secuestrado al soldado israelí  Guilad Shalit. “No lo dije en el sentido de portar armas israelíes y luchar por Israel, sino ser un soldado por el cual todo Israel estaba unido para salvar su vida”. “Ojalá pudiera ser un soldado, cuyo país lo defiende”. “En ningún país árabe pasaría algo como eso”.

5-“Los países árabes deberíamos tener una coexistencia pacífica con Israel”