Rusia prepara las mayores maniobras militares desde 1981

0
410

Régimen de Vladimir Putin movilizará 300 mil soldados, también participará Ejército Chino

Con la participación de 300.000 soldados, Rusia llevará a cabo del 11 al 15 de septiembre en el lejano oriente del país las maniobras militares más grandes desde 1981, cuando aún existía la Unión Soviética, anunció ayer el ministro ruso de Defensa, Sergei Shoigu, en la ciudad siberiana de Abakan.

En los ejercicios bélicos denominados “Vostok” participarán unos 1000 aviones y helicópteros, así como las flotas rusas del Pacífico y del Norte. Tendrán lugar en Rusia central y oriental e involucrarán a casi 300.000 soldados. “Las tropas aerotransportadas participarán en su totalidad”, dijo Shoigu, citado por la agencia de noticias Interfax.

Según el ministro de Defensa ruso, los ejercicios son los más grandes realizados desde las maniobras Zapad-81 en 1981, en la desaparecida URSS. “Imagínense 36.000 vehículos militares desplazándose al mismo tiempo: tanques, vehículos blindados de transporte de personal, vehículos de combate de infantería y todo esto, por supuesto, en condiciones lo más cercanas posible a las de combate”, señaló entusiasmado.

Está prevista que en algunas fases de las maniobras participen también soldados de China y Mongolia. En tanto, el presidente ruso, Vladimir Putin , se encuentra actualmente en Vladivostok, donde participa en un foro económico y se reunirá con su homólogo de China, Xi Jinping , informó el vocero del Kremlin, Dmitri Peskov. Sin embargo, no está previsto que los dos mandatarios asistan juntos a los juegos bélicos, agregó el vocero de Putin.

Los ejercicios tendrán lugar en un momento de elevada tensión entre Occidente y Rusia, a la que le preocupa la que en su opinión es una injustificada acumulación de fuerzas de la OTAN en el flanco occidental ruso.

La OTAN argumenta que ha reforzado sus fuerzas en el este de Europa para impedir posibles acciones militares rusas después de que Moscú anexionara las hasta entonces ucraniana península de Crimea en 2014 y respaldara un levantamiento prorruso en el este de Ucrania.