Aníbal Quiroga: No a la impunidad en casos de acoso sexual en la PUCP

0
567

ENTREVISTA A CONSTITUCIONALISTA Y PROFESOR PRINCIPAL DE LA CATÓLICA

No debe haber encubrimiento por parte de autoridades, señala

Doctor, como parte de la Comunidad PUCP, ¿qué le ha parecido conocer las denuncias por presunto acoso sexual que se han denunciado al interior de la universidad?

Bueno siempre ha habido ese tipo de situaciones, lo importante es que se sancionen. Lo complicado no es que ocurran, porque van a ocurrir en muchas comunidades, lo importante es que tengan algún tipo de sanción y que no se extienda un manto de impunidad sobre estos hechos. Lo que digamos es reprensible, además del hecho mismo que es anómalo, es que haya impunidad y que las autoridades terminen avalando esto, o impidiendo que haya investigaciones eficaces.

Es decir, que se minimicen las denuncias, en lugar de respaldar a las víctimas.

Claro, reconociendo su carácter de víctimas. Denunciar es la actitud correcta.

Tenemos entendido que se han conformado una serie de comisiones al interior de la universidad para investigar estos temas.

Bueno, en la política peruana antigua se decía que, cuando quieres que algo se olvide, forma una comisión.

¿Qué acciones se deberían tomar en estos casos, no solo en el caso de la PUCP sino en el de otras universidades?

Primero, tener protocolos claros de cómo actuar frente a denuncias similares, y segundo ser eficaces en la sanción.

Mientras no haya eficacia en la sanción, y no se sepan cuáles son los procedimientos que parte y parte tienen que seguir respecto de esto, difícilmente se va a poder erradicar o combatir de manera apropiada una situación como la ocurrida.

¿Y debería procederse también con la separación preventiva de estos elementos que están siendo denunciados?

Claro, sin duda alguna, como hizo en este caso la Universidad de Lima, que de inmediato canceló el curso del profesor que estaba siendo comprometido [en referencia al caso del profesor Martín Mejorada].

En el caso de la Católica, se comentaba mucho este tema, pero el docente seguía dictando como si nada.

Claro, por eso, la respuesta de las autoridades tiene que ser rápida, eficaz y contundente.

Aparentemente en la universidad ha habido un blindaje a ciertos profesores de una tendencia política en particular que estaban comprometidos en estos casos. ¿Le parece que hay una especie de argolla ahí?

Bueno siempre hay pues querencias y preferencias entre los profesores que tienen la misma tendencia política, pero el colectivo que es de las mujeres que protestan no hace esa diferenciación, y por lo tanto reclaman tanto tirios como troyanos. Porque el tema del acoso y del abuso sexual no es un tema que tenga un tinte político, ocurre con gente de izquierda y ocurre con gente de derecha, ocurre con gente agnóstica y con gente muy pía.

Entonces ahí los protocolos, como le decía, tienen que ser muy claros para evitar que esto quede una sensación de impunidad.

Sin perjuicio de lo que pueda hacer la universidad, ¿las víctimas deberían denunciar estos hechos ante las autoridades?

Además. Cuando constituye delito, [el hecho] tiene que ser denunciado ante la autoridad policial correspondiente.

De otro lado, doctor Quiroga, ¿qué le parecen estos proyectos de reforma política y judicial que ha enviado el Ejecutivo al Congreso de la República?

Son temas diversos. Por un lado, en el tema del Consejo Nacional de la Magistratura hay consenso para cambiar la forma en que se componen el Poder Judicial y la Fiscalía, pero en otros casos parece muy difícil porque pasa pues por un consenso con el Congreso. Y a raíz de los últimos acontecimientos, todo parece indicar que ese consenso está muy lejos de llegar.

También se ha dicho si es conveniente hacerlo en estos momentos o si se deben priorizar otros temas de la agenda nacional. ¿Se debe priorizar la reforma política, que está tan postergada?

Mientras haya consenso, sí. Si no hay consenso, no porque la reforma política no puede hacerse unilateralmente, y los últimos acontecimientos alejan ese consenso político. A raíz de los encuentros entre la lideresa de la oposición [Keiko Fujimori] y el presidente de la República, parece ser que la distancia que hay entre la oposición y el gobierno actual se ha hecho mucho mayor, entonces las posibilidades de consenso político parecen también alejadas. Además, están en fase de amenazarse, “yo no hago el referéndum”, “yo hago cuestión de confianza”, ahí se están amenazando.