Retrasa el envejecimiento con el Durazno

0
1372

Sus vitaminas producen un efecto antioxidante, que inhibe a acción de los radicales libres y protege el organismo del envejecimiento, previene ciertos tipos de cáncer y disminuye el riesgo de desarrollo de enfermedades crónicas y degenerativas.

Durazno

Esta sabrosa fruta, que tiene por nombre científico, prunus pérsica, es de color amarillo, tiene una cáscara muy suave, con una piel aterciopelada, mientras que su pulpa es dulce y jugosa.

Por dentro tiene una semilla almendrada, llamada “hueso”. Existe otro tipo de durazno que no tiene esa piel, ese se le denomina nectarinas.

El durazno proviene de un árbol que florece en primavera, da frutos en verano y se le caen las hojas en otoño, y que lleva por nombre duraznero o melocotonero.

Puede alcanzar entre seis y ocho metros de altura, su tronco es liso, además cuenta con un color brillante.

Componentes  y propiedades nutritivas

Aporta una diversa cantidad de ácidos: ácido nicotínico, ácido pantoténico, ácido málico y ácido cítrico. El ácido nicotínico o vitamina B3 aporta para que la piel, sistema nervioso y digestivo funcionen bien. El ácido málico activa la energía del cuerpo siendo muy bueno para la fibromialgia o fatiga crónica. El ácido pantoténico o B5 proporciona para bienestar para la salud en general regenerando la piel y las uñas. El también contiene, vitamina A, sodio y fósforo.

Dentro de las propiedades del durazno, se debe resaltar que contiene vitaminas A, B1, B2, E, K y especialmente de la C.

También existen minerales como fósforo, potasio, sodio, luteína, calcio, magnesio, tiamina, bioflavonoides,  niacina o selenio.

Además, cuenta con fitoquímicas, como los betacarotenos, la luteína, zeaxantina, y criptoxantina, así como una importante cantidad de ácidos como nicotínicos, ácido pantoténico, ácido málico y ácido cítrico.

Para aprovechar, toda esta cantidad de nutrientes lo más recomendado es consumir estos duraznos frescos y sin piel, porque se trata de una fruta que se puede comer sola, o agregarla a ensaladas de frutas, licuados, así como muchos postres y recetas.