Vuelve y juega: HAMÁS y la AP (VI) y un poco de Colombia.

0
234

Alter B. Himelfarb W. – Miembro A.I.E.L.C.

Además de los recientes hechos bélicos, relacionados con el conflicto árabe-israelí, como los ataques de Hamás desde la Franja de Gaza hacia Israel: Inicialmente intentar tumbar las vallas o fronteras; inmediatamente, el lanzamiento de cometas incendiarios que han causado grandes daños al medio ambiente, deteriorando terrenos de siembra; daños económicos a producciones agrícolas a punto de cosechar;  instalaciones agrícolas y civiles,  incineradas, etc., más, a la respuesta “proporcionada” (?) o “desproporcionada”(?) de parte de Israel, se agregó la extraña, repentina y sorpresiva decisión del Gobierno de Colombia, del ex Presidente Juan Manuel Santos y la ex Ministro de Exteriores María Ángela Holguín, de reconocer al “Estado Libre, Independiente y Soberano” Palestino, a 3 días de culminar su mandato.

Obviamente, para sustentar nuestro rechazo a tal trascendental decisión, a 3 días de terminar el mandato de Santos, hemos tenido que demostrar el porqué  del error, a lo largo de los anteriores Artículos.

Primero, la Autoridad Palestina y Hamás, no forman un país monolítico.  Segundo, aunque Hamás declara que quiere desaparecer al Estado de Israel y la AP, lo mantiene en el fondo del “baúl de sus aspiraciones”, ambos fomentan de diferentes maneras, el TERRORISMO. Tercero, la situación de miseria y desgracia que viven las 2 fracciones, que fue lo que conmovió a la ex Ministro María Ángela Holguín y al ex Presidente Santos, ha sido y es consecuencia de la misma idiosincrasia árabe y no ha sido causada por Israel.

Hemos traído a nuestros lectores, en Art. inmediatamente anterior (IV), comentarios del escritor kuwaití Abdullah Al-Hadlaq  (Nov. 19/17) quien considera como errónea, la estrategia árabe contra Israel, aún desde tiempo anterior de la Partición del 47.  También de Fred Maroun, periodista árabe residenciado en Canadá, miembro del Think Tank “Gatestone Institute” (N.Y.) en un Artículo bastante extenso, “Errores históricos de los Árabes en sus interacciones con Israel”,  Art. anterior (V), con el cual continuamos:

-9-“Lo más reprobable y trágico de nuestros errores es la forma en que los árabes hemos tratado a los “palestinos”, desde que Israel declarara su independencia”.

-10-“Los judíos de Israel acogieron bajo su seno a los refugiados judíos de las tierras árabes y otras tierras musulmanas, sin importar el costo o la dificultad de integrar a personas de entornos culturales tan diferentes”.

-11-“Israel integró a refugiados de lugares tan remotos y disímiles, como Etiopía, India, Marruecos, Brasil, Irán, Ucrania y Rusia.  Con ello demostraron el poderoso vínculo que une a los judíos.

-12-“Nosotros (los árabes) tuvimos una oportunidad similar de demostrar los vínculos de solidaridad que unen a los árabes y al pueblo musulmán, pero en vez de acoger a los refugiados de la guerra de 1948-1949, los confinamos en campos e impusimos severas restricciones sobre sus vidas cotidianas”.

-13-“En el Líbano, -denunciado por *Amnistía Internacional*, los “palestinos” siguen sufriendo discriminación y marginación en el mercado laboral, lo que contribuye a altas tasas de desempleo, bajos salarios y pésimas condiciones de trabajo…La falta de adecuadas perspectivas laborales, ha dado lugar a una alta tasa de abandono escolar entre los “palestinos”….además acceso limitado a la educación pública secundaria….La pobreza se agrava, por cuanto no tienen acceso a servicios sociales”.

-14-“Líbano y Siria, no fueron capaces de integrar a los refugiados, que habían vivido a pocos kilómetros de sus fronteras y que compartían con sus vecinos, -poblaciones locales-, culturas, idiomas y credos prácticamente idénticos”.

-15-“Podríamos haber demostrado –al mundo- que los árabes somos un pueblo grande y noble, pero en su lugar, hasta hoy, demostramos al mundo que los odios domésticos y contra los judíos, superan con creces cualquier concepto de pretendida solidaridad árabe.  Para nuestra vergüenza, siete décadas después de que los “refugiados” palestinos, “huyeran” de Israel, sus descendientes siguen siendo considerados refugiados”.

Traigo a colación, una nota del Diccionario Enciclopédico del Judaísmo/Salomón Lewinsky/Edit. Planeta, 2009/ Pág. 201: “Durante el siglo XX, las otrora armónicas relaciones judeo-árabes se deterioraron enormemente en virtud del surgimiento del sionismo y del Estado de Israel y de la aparición  del fundamentalismo islámico que ha conducido al Jihad (Guerra Santa) contra los judíos. Tras la creación del Estado de Israel en 1948, gran parte de los judíos que vivían en países árabes sufrieron cruentas  persecuciones,  por lo que debieron emigrar al flamante Estado, dejando atrás sus bienes  y un importante acervo cultural”.