Peligra obra que aliviaría impacto de la contaminación por plomo

0
910

Alertan que paralización de proyecto traerá un conflicto social

Los trabajos de remediación del pasivo ambiental más grande del Perú, ubicado en el distrito de Simón Bolívar, en Cerro de Pasco, y causante de la contaminación con plomo de miles de niños, podrían quedar paralizados de prosperar una acción de amparo planteada por una empresa que pretende reaprovechar el material inservible, sin importar el grave peligro que representa para la salud pública.

Como se sabe, la ciudad está rodeada de pasivos ambientales, es decir cerros de desechos mineros con plomo, arsénico y otras sustancias usadas para separar los metales del material inutilizable. Uno de estos es la desmontera Excélsior, que almacena los residuos de explotación minera más grandes del país, acumulados por más de 60 años, y causantes de la contaminación por plomo de más de dos mil niños en Simón Bolívar.

Según informó, Ciro Gaspar, gerente del Consorcio San Camilo, la empresa que ejecuta la obra por encargo de la estatal Activos Mineros, la paralización de la obra podría traer consigo  también un gran conflicto social, debido a que la construcción emplea mano de obra local, principalmente del área de influencia directa del proyecto.

En 15 días aproximadamente, el Primer Juzgado Especializado en lo Civil resolverá la acción de amparo interpuesta por la empresa Cerro de Pasco Resources contra la empresa estatal Activos Mineros y el Consorcio San Camilo.

“Esta obra es considerada un plan piloto ambiental, social y económicamente sostenible, que debe culminar en 2019. Lo que se busca, es que deje de ser un grave problema de salud, para lo cual se está invirtiendo 150 millones de soles, la mayor inversión en remediación ambiental, efectuada en el país”, comentó Ciro Gaspar.

En junio de 2017, el alcalde del distrito de Simón Bolívar, Zumel Trujillo, denunció que más de 2 mil niños de Cerro de Pasco tienen la sangre contaminada con plomo y otros metales.