Ya falta poco

0
Carlos Linares Huaringa

Por: Carlos Linares Huaringa

Twitter: @carloslinaresh

Solo es cuestión de tiempo para que se confirme quiénes fueron sobornados por Odebrecht en Perú. La información entregada hace unos días por el empresario brasileño a la Procuraduría General de su país –que estaba almacenada en su computadora personal- forma parte del acuerdo de delación premiada al que está sujeto y busca corroborar sus declaraciones previas respecto a las coimas realizadas.

El ex CEO de la constructora entregó un CD con correos electrónicos y muestras de las transferencias realizadas por los funcionarios de Odebrecht, entre las cuales figuran los registros que vinculan a Humala con el pago de US$3 millones para su campaña electoral el 2011, con el añadido de que más de un millón 300 mil dólares se le habría transferido cuando ya era jefe de Estado.

La pataleta realizada inmediatamente por Ollanta era previsible y solo buscaba restarle validez a la citada información. Con ese objetivo, el ‘capitán Carlos’ arguyó que “esto no es [del servidor] My Web Day, esto es de la computadora de Odebrecht”.

Pues bien, para su tranquilidad y la de todo el país, dentro de poco la Fiscalía peruana recibirá la data contenida en los softwares denominados “My Web Day” y “Drousys”, usados para llevar un registro detallado de las ilegales operaciones en diferentes países.

Estos servidores contienen –de manera encriptada- los proyectos, montos, cuentas, transferencias y beneficiarios del dinero sucio.

Esta entrega se materializará pronto, gracias a que la cooperación internacional con las autoridades de Brasil fue restaurada con la firma del acta suscrita con Odebrecht, e impulsada por el fiscal de la nación Pedro Chávarry y el coordinador del nuevo equipo especial Lava Jato, Rafael Vela.

Esto ha hecho temblar a más de uno porque por fin se sabrá quiénes sí y quiénes no recibieron dinero manchado por la corrupción y muchos otros delitos. Con esto se pondrá fin a las suposiciones y habrá certeza en torno a las responsabilidades.

De esta manera, el camino quedará expedito para que –en fila india- comiencen a entrar en los penales de la capital los verdaderos criminales de ‘cuello blanco’: empresarios, políticos y ex altos funcionarios, entre otras yerbas.

Se sabrá qué rol jugaron dentro de este escándalo Toledo, Humala, PPK, Alan, Keiko, Villarán, y muchos más, y quiénes bailaron al ritmo de la corrupción.

Pero mucho ojo porque ante este inminente escenario, bajo la fachada de una falsa indignación con Chávarry por mentir al negar una reunión con periodistas, un sector político – mediático interesado va a arreciar en su ofensiva por sacarlo del cargo, y de paso traerse abajo todo lo avanzado en el caso Lava Jato.