Golpe al acecho

0
532

Por John Colonio

El congresista aprista Mauricio Mulder ha hecho una grave denuncia que de ser cierto confirmaría los rumores de un tufillo golpista que envuelve al presidente de la República, Martín Vizcarra.  El legislador ha revelado, citando informaciones del mismo Poder Ejecutivo, que hay la intención del gobierno de declarar en emergencia el Ministerio Público, ello con el objetivo de sacar al Fiscal de la Nación, Pedro Chávarry.

De confirmarse esta versión, el mandatario, quien no ha ocultado su deseo de sacar a Chávarry del Ministerio Público, se estaría haciendo el harakiri. El Fiscal de la Nación, les gusté o no al gobierno, está destrabando la investigación sobre los sobornos que entregó la constructora brasileña Odebrecht a políticos, funcionarios públicos y expresidentes, en la que también están implicadas empresas como Graña y Montero.

La actuación del Ministerio Público es trascendental en estos momentos, más aún que el Equipo Especial Lava Jato, a cargo del fiscal Rafael Vela, estaría recibiendo las pruebas de los pagos ilícitos que hizo la constructora brasileña a políticos peruanos.

No olvidemos que la justicia carioca ha entregado información clave que confirmaría entrega de supuesto dinero ilícito a las campañas electorales de Ollanta Humala, Susana Villarán, Alan García y Keiko Fujimori, así como pagos a empresas de propiedad del expresidente Pedro Pablo Kuczynski.

Por esta misma investigación la lideresa del fujimorismo cumplirá 10 días de detención preliminar tras la decisión del juez Richard Concepción Carhuancho de acceder la solicitud del fiscal José Domingo Pérez Gómez, quien la acusó de presuntamente dirigir una organización criminal de lavado de activos.

Por si fuera poco, el fiscal de lavado de activos, José Domingo Pérez Gómez, abrió tres nuevas carpetas para investigar bajo la ley contra el crimen organizado a los expresidentes Alan García, Alejandro Toledo y Pedro Pablo Kuczynski, por los aportes que recibieron de la constructora Odebrecht para sus campañas, según la confesión que hizo en Brasil Jorge Barata.

Como se recuerda, el empresario relató que Odebrecht aportó, en el 2006, la suma de US$ 200.000 para la campaña presidencial de Alan García, a través de Luis Alva Castro. También reveló que en el 2011 entregó US$ 700.000 para la campaña de Alejandro Toledo, a través de su seguridad personal, Avraham Dan On.

También Marcelo Odebrecht dijo que se habría destinado US$ 300.000 para la campaña presidencial de Pedro Pablo Kuczynski, entonces candidato de Alianza por el Gran Cambio. En este caso, la transferencia habría sido a través de Susana de la Puente.

Es decir, una eventual intervención en la Fiscalía de la Nación sería una pésima señal para un gobierno que se llena la boca en temas de lucha contra la corrupción.