Co nuevo hallazgo aumenta a 269 los restos óseos de niños sacrificados hace 550 años

0

Ritual masivo practicado por la civilización Chimú habría buscado aplacar la furia de El Niño Costero

La arqueología mundial vuelve a dirigir su mirada en el norte del Perú. Sorprendida con el nuevo hallazgo de 132 restos óseos de niños sacrificados hace 550 años en el litoral del distrito de Huanchaco, provincia de Trujillo, en la región La Libertad.

Con este hallazgo suman, hasta ahora, 269 las víctimas del mayor sacrificio ritual de menores en la historia mundial. Y las investigaciones continúan.

Este nuevo descubrimiento, a cargo del equipo que lidera el arqueólogo peruano Gabriel Prieto, se produjo en la zona de Pampa La Cruz, ubicada a kilómetro y medio de Huanchaquito-Las Llamas, donde fueron exhumados en 2018 las osamentas extraordinariamente bien conservadas de otros 139 niños cuyas edades fluctúan entre cinco y catorce años, durante la civilización Chimú (alrededor del siglo XV después de Cristo).