Muerte de Emerson Fasabi es un crimen de Estado

0
1012

VÍCTOR ALVARADO

El periodista Eduardo Deza León  ha publicado el libro “Emerson Fasabi, una muerte en agenda”, con los resultados de la investigación de la Comisión de Fiscalización del Congreso sobre la misteriosa muerte del excabo, EP Emerson Fasabi Moscobich, y es cortante en señalar, así lo sustenta en su obra, que estamos ante un crimen de Estado, con autores identificados: el presidente Ollanta Humala, su esposa Nadine Heredia, sus ministros, choferes, asesores, policías y médicos, entre otros, cuyas responsabilidades deben ser individualizadas, tipificadas y sancionadas por la justicia. A continuación, la entrevista exclusiva que concedió a LA RAZÓN.

¿A estas alturas, luego de las investigaciones policiales, de las realizadas por el Congreso y por su investigación periodística, se puede asegurar que Emerson Fasabi sustrajo las agendas?

La investigación de la Comisión de Fiscalización ha llegado a la conclusión de que Emerson Fasabi fue asesinado del 21 al 22 de julio del 2015, en represalia por la sustracción de las 4 agendas de la exdama presidencial, Nadine Heredia, mediante envenenamiento con sustancia tóxica, luego de aparentemente haber sido secuestrado y molido a golpes.

¿Cómo se habría producido esta sustracción?

Según las investigaciones, habrían sido sustraídas en noviembre del año 2014, mientras se producía la demolición y remodelación de una parte de la vivienda del expresidente Ollanta Humala, en los lotes 177, 183 y 195  de la calle Fernando Castrat, donde Fasabi prestaba servicio de mandadero. Durante estas obras, el chofer de los Humala, Oswaldo Sabino Otiniano Villaca, se encargaba de supervisar las obras y Fasabi cumplía la tarea de evacuar el desmonte en bolsas de cemento.

EL “CEREBRO”

¿Ha determinado la investigación si Fasabi contó con la ayuda de alguien del personal para realizar este operativo de sustracción de las agendas?

La investigación ha revelado que lo hizo “con la complicidad del personal de adentro, posiblemente el ama de llaves Micheline Vargas León, y la doméstica Luz Any Monteza Rimarachín, quienes al mes siguiente de la sustracción, el 24 de diciembre del 2014, renunciaron sorpresivamente, casi siete meses antes de la misteriosa muerte de Fasabi.

¿Qué papel habrían cumplido estas personas en la sustracción?

Todo parece indicar que Micheline Vargas León le habría facilitado las agendas, porque era la única que tenía acceso irrestricto a todos los rincones de la casa, incluso dormitorios y oficinas.

¿Hubo un tercero en esta cadena de pasos seguidos en la sustracción de las agendas de Nadine Heredia?

El tercero es el excongresista del partido “humalista”, Álvaro Gutiérrez, denunciado por Nadine Heredia, a menos de un mes de la muerte de Fasabi, juntamente con Micheline Vargas, a los que acusa ante el Ministerio Público, del hurto de las agendas, e incluye de relancina en la denuncia a las otras dos mucamas  Adela Calle Sánchez y Luz Any Monteza Rimarachín. Más adelante, la denuncia fiscal contra Micheline y Gutiérrez fue declarada no ha lugar.

¿Gutiérrez sería por lo tanto el “cerebro” del operativo de la sustracción de las agendas?

Todo indicaría que sí, “Panorama” hace público los contenidos de las agendas el 16 de agosto del 2015, luego de haberlas sometido a un peritaje en Italia.

TENSAS RELACIONES

Desde la fecha de la sustracción de las agendas hasta la muerte de Fasabi, el 22 de julio del 2015 ¿hay evidencias de relaciones tirantes entre Fasabi y el expresidente Humala y su esposa?

Remitiéndome a las investigaciones y a mis encuestas periodísticas, las relaciones entre ambos estaban desatadas desde antes de la muerte de Fasabi y se recrudecieron en este lapso hasta su deceso.

¿Fasabi, en vida, hizo saber a alguien que tenía malas relaciones con el expresidente Humala?

Días antes de su desaparición y muerte, Fasabi visitó a Norma, la esposa de Julio Montalvo, del cual era muy amigo, para pedirle dinero en préstamo, porque lo que le pagaba la pareja presidencial no le alcanzaba para llegar a fin de mes. En la conversación, Fasabi le dijo a Norma que “tenía problemas con el presidente” y “que iba a renunciar”.

Es previsible que Julio y su esposa Norma le hayan preguntado a Fasabi ¿qué tipo de problemas tenía con el expresidente?

Correcto, le preguntaron más de una vez y Fasabi se remitió a contestar que: “no les puedo contar, es demasiado delicado”, con lo cual se llevó al secreto a la tumba.

DICTAMEN ACUSADOR

Fasabi desapareció un día antes de su muerte. Se señala que habría sido objeto de secuestro y violencia ¿Es así?

Solo se tienen testimonios gráficos de sus restos mortales, entre ellos el estado de su rostro, en el que se aprecia la pérdida de un diente incisivo, que siempre lo tuvo, lo que estaría sugiriendo que fue objeto de apremios físicos antes de su muerte.

¿El informe oficial de la Morgue de Lima reconoce que Fasabi habría sido asesinado?

El informe de la Morgue señala que murió a causa de una hemorragia pulmonar y/o pancreática, y así fue asumido por el dictamen del fiscal de la 15 FPL, Fidel Castro Chirinos, que resolvió archivar el caso. Pero, ha sido desmentido por una nueva necropsia de oficio realizada por el médico forense, José Saúl Díaz Bendivel, contratado por la Comisión de Fiscalización del Congreso, quien concluye que “el caso no corresponde a una muerte súbita o natural, sino más bien a una muerte violenta por ingesta de sustancia tóxica”.

¿Qué otros hechos contribuyen a señalar que hubo una operación en banda para la ejecución del asesinato de Fasabi y su encubrimiento?

La investigación legislativa ha establecido que si se hubiera tratado de una muerte por causas naturales no habría ocurrido una movilización sin precedentes para ocultar las causas de la muerte, a saber 1) los forenses del Instituto Médico Legal, Raúl Mostajo, y Jorge Vilcapaza dictaminan que murió por una pancreatitis, pero luego del segundo examen a cargo del forense Díaz, el primero admite que esa pancreatitis pudo haber sido creada por otras sustancias, 2) Fasabi desaparece el 21 de julio del 2015, es decir deja de ir a trabajar y a nadie se le ocurre cruzar hasta la vereda de enfrente donde vivía para saber de él; 3)  El chofer presidencial, Juan José Peñafiel, su amigo, acude a su vivienda un día después y lo encuentra muerto, ante lo cual le pide al dueño de la quinta, Carlos Corzo Alva, que declare el hallazgo del cadáver, y 4) el escenario de su muerte fue manipulado por terceros, presumiblemente para desaparecer pruebas, según testimonio de la agente PNP, Carmen Muñante Palomino.

PÁNICO EN EL GOBIERNO

¿En qué momento, la muerte de Fasabi empieza a asustar a sus patrones, la pareja presidencial?

Lo corriente, en una muerte común, sería darle curso a un sepelio normal, pero ocurre todo un movimiento para llevarlo lo más lejos posible y que su cadáver no sea objeto de una o varias exhumaciones y no se investiguen las causas de su muerte. El cuerpo es trasladado por un avión Latam con destino a Pucallpa y de ahí por tierra hasta su distrito natal, en la etnia Túpac Amaru, en Tahuanía (Ucayali), por una comitiva integrada por los choferes presidenciales, suboficiales PNP Juan José Peñafiel Reyes y Oswaldo Sabino Otiniano Villaca, y una escolta de seguridad integrada por el mayor PNP José Luis Ortiz Rivera y otro suboficial de la PNP. Toda esta movilización solo puede haber sido autorizada por el propio presidente Humala, pero increíblemente, el mandatario al ser preguntado solo atinó a decir que no conocía a Fasabi, a pesar de que era público que trabajaba como mayordomo en su casa. En observancia de un libreto, el ministro del Interior, Wilfredo Pedraza Sierra, en ejercicio durante la ocurrencia de la muerte de Fasabi, sostuvo lo mismo: “El presidente nunca lo conoció”. Por si fuera poco, otro exministro del Interior, José  Luis Pérez Guadalupe, ha repetido la misma monserga.

¿Qué le sugiere esta movilización tan amplia del Estado?

Estaríamos  ante la ocurrencia de un crimen de Estado, en el que sus principales funcionarios intervienen para convalidar una muerte sospechosa de asesinato.

¿El informe final de la Comisión de Fiscalización del Congreso llega a esta conclusión?

Sí. La investigación ha establecido que la muerte de Fasabi fue de tipo homicida y recomienda a la Fiscalía de la Nación denunciar por la comisión de los presuntos delitos  de encubrimiento real, obstrucción a la justicia, falsedad genérica y asociación ilícita, atribuidos al expresidente Humala, sus ministros, choferes, asesores, policías y médicos; y estos sean incorporados junto a Nadine Heredia en la investigación del 15 FPL, sobre presunto homicidio de Emerson Fasabi.

¿Por qué la Fiscalía de la Nación no cumple la recomendación de la Comisión de Fiscalización?

Porque falta que su informe sea aprobado por el pleno del Congreso, luego de lo cual se convertirá en  una orden que la Fiscalía deberá cumplirla.

Área de archivos adjuntos