Ideología de Género y Poder Judicial

0
Ricardo Sánchez Serra
Sergio Tapia

SERGIO TAPIA T.

Hoy, la Corte Suprema vuelve a convocar, por cuarta vez, al colectivo Padres en Acción y al abogado del gobierno defensor de la ideología de género.

Los aportes de los padres de familia son sólidos jurídicamente, son confiadamente doctrinales y van acompañados e criterio acertado y válido sentido común. Porque la razón y la justicia sostienen lo que demandan, por derecho natural y conformidad con la Constitución, los Códigos y las leyes. Pues, los contenidos morales en la educación de la niñez y la juventud escolar corresponden a la responsabilidad de los padres de familia. Los padres de familia pueden convocar en su ayuda, en modo supletorio y con carácter de complementariedad, a los promotores y directores de los colegios, así como a los maestros en aula, para que escolaricen la tarea educativa y apliquen las tecnologías de la instrucción e información.

Pero, lo que es sustancial e íntimo de la educación, como lo es el núcleo de valores y principios que expresan la cosmovisión; la transmisión de la fe religiosa; la visión moral, y las nociones fundamentales de la antropología ética. Corresponden decidirlo a los padres de familia; no al ministro de turno político pasajero, ni al funcionario accidental y transitorio.

Carecen de facultad para ideologizar a los niños y los jóvenes: el Estado, el Poder Judicial, el Presidente, el Ministro, el funcionario; el director de colegio y el maestro de aula. Eso ya ha sido ensayado por los regímenes totalitarios, como el nazismo y todas las variantes del comunismo, siendo siempre los resultados patéticos e inhumanos. Cuidemos a nuestros niños y jóvenes, que no padezcan tan crueles consecuencias por tan erróneo proceder.

El gobierno PePeKa, en sus dos etapas presidenciales, la de julio de 2016 y la de marzo de 2017, ha sido terco insistente con adoptar la Ideología de Género. Ha hecho caso omiso del abundante análisis científico que rechaza tal pretensión ideológica, ha desoído las continuas protestas a nivel nacional mediante plantones y marchas convocados por padres de familia y por las masas del colectivo Con Mis Hijos No Te Metas.

Hoy se enfrenta el gobierno un proceso judicial que perdió en primera instancia, por lo que apeló y deberá resolverse en la instancia Suprema. La decisión judicial es muy delicada y trascendente, definirá si el Estado peruano es totalitario y con licencia para imponer la Ideología de Género, o si debe permanecer democrático, no estatista ni totalitario, porque reconoce el derecho inalienable de los padres de familia para proteger, cuidar y educar a sus hijos.

Las salas supremas están conformadas por cinco vocales, porque en esta etapa del proceso deben coincidir por lo menos cuatro votos adoptar una decisión. Como en este caso, por el harto debate, los votos de los jueces supremos se han dispersado en cuatro posiciones: 3 votos a favor de los intereses estatal-gubernamentales, 2 votos en defensa de los padres de familia, y 2 votos que expresan posiciones eclécticas individuales. Hoy se suma un octavo vocal supremo que tomará conocimiento de las alegaciones que le informarán las partes. Luego, tiene 30 días para emitir su resolución dirimente. Las posibilidades son múltiples, puede alinearse en alguna de esas cuatro posiciones, o puede optar por una quinta.

Nunca cesa la lucha por el reconocimiento de los derechos fundamentales individuales y sociales de la persona humana. Como tampoco cesará la necesidad de proteger la familia. Curiosamente, “proteger” es la palabra que se emplea en el Artículo 4° de la Constitución, para establecer el deber del Estado con respecto a la familia.

Nuestra época ha sido caracterizada por sus graves y potenciales crisis sociales y políticas. Porque hay una terca insistencia de alterar y contradecir la legitimidad del orden sustentador de la familia. Por ello, estamos convencidos que, con sentencia a favor o en contra, el buen combate en defensa de la persona y la familia, continuarán frente a nuevas amenazas e insistencias.