El nuevo premier y la disyuntiva de Vizcarra

0

Por Phillip Butters

El Perú es el país del chisme, del transcendido, de la primicia, del dato firme, firmísimo, ese que tiene todo el mundo y que a la hora de la hora nadie lo confirma. Evidentemente estamos en el reino de la ‘huachafada’, esta de la post verdad, porque el chisme de ayer ha sido tapado por el de hoy, y el de la mañana, al medio día va a ser la comidilla de todo el mundo.

Ahora ¿A qué me refiero al datazo del nuevo premier? Para cuando se redacta esta columna, no se sabe quién es el nuevo presidente del Consejo de Ministros, y la verdad, para serles sincero, es recontra irrelevante. Si es Vicente Zeballos, sabremos que es un señor que sabe muy poco, que cada vez que se le ha preguntado sobre temas de su ámbito que es el de justicia, no ha sabido contestar.

Por dar un ejemplo, es un tipo que se ha zurrado en la independencia de poderes y ha hecho un franco ataque al señor Pedro Chávarry cuando este ha sido fiscal de la Nación y miembro de la Junta de Fiscales. Habla y mete su cuchara con respecto a lo que tienen que hacer o dejar de hacer los jueces en el Poder Judicial. Ya Lecaros le ha dicho claramente que el mamarracho ese de la Junta Nacional de Justicia, ni funciona ni va a funcionar.

Lo propio se lo han dicho el defensor del Pueblo, Walter Gutiérrez, el expresidente del Poder Judicial, el doctor Pablo Saldarriaga, y a ninguno de los dos se les puede llamar aprofujimoristas.

Además se lo han dicho, en todos los tonos, los decanos de todas las facultades de Derecho de las universidades del Perú y hasta la señora María Elenea Portocarrero, decana del Colegio de Abogados de Lima se lo ha repetido.

Además, el señor Zeballos tiene como credencial no haberle dado dinero a su hija durante 21 años. O sea que si él es el próximo premier, seguramente abusará de la confianza del presidente y ya sabemos cuál va a ser el derrotero de su mandato.

Si hablan de Salvadorcito del Solar, que fue ministro de Cultura, seguramente va a ser aplaudido por toda la caviarada y por los grupos La República,  El Comercio y RPPK. ¿Cómo fue su gestión como ministro de Cultura? Eso no lo sabe ni él mismo, porque hasta el día de hoy puede seguir pensando que el Tumy puede ser chileno y que llegó a Antofagasta. Pero claro, como es caviar y es simpático y guapo, por supuesto podría vender carátulas.

Así el presidente de la República opte por Zeballos, Salvadorcito o por la exsecretaria de la presidencia de la República, la señora Mirian Morales Córdova – que seguramente tiene todas las credenciales académicas de Beatriz Merino –  o llame a quien llame, va a tener la alianza mediática que él ha trabajado hasta el momento.

La pregunta es ahora ¿El presidente ha gobernado? ¿Qué hizo por la reconstrucción del norte? ¿Qué ha hecho por los sectores de Salud, Defensa o Energía y Minas? ¿Qué pasó con Las Bambas? ¿Qué hizo por el sector de Transportes y Comunicaciones?

Hagámosla fácil, si la disyuntiva de Vizcarra es seguir hueviando al Perú, no nos hagamos esperanzas con que el Poder Ejecutivo ejecute o con que el próximo premier sea un articulador de ejecución presupuestal, eso es para otros países.

Por último, deberían poner a Cateriano de una buena vez, porque a la hora de la hora, él es Vargasllosista y va a tener el aplauso de toda la progresía caviar,