El NIVEL CONGRESAL

0
Martín Valdivia
Martín Valdivia

Martín Valdivia 

Los pasos perdidos del Congreso se convirtió ayer nuevamente en un escenario penoso con las declaraciones de la congresista Karina Beteta quien denunció al presidente de nuestro parlamento nacional, Daniel Salaverry , de haberla maltratado e insultado  cuando le consultó sobre un proyecto de ley que quería que lo agende en el hemiciclo.

Karina Beteta muy indignada contó a la prensa que se acercó a Salaverry y le dijo como era posible que no la tome en cuenta sobre un proyecto de agrobanco, ya que era bastante tiempo que no se tocaba ese tema y era muy importante ya  que  los peruanos necesitamos saber la verdad, a lo que recibió  como respuesta :  “….vete a la mierda , no me jodas…”

Continuando con la denuncia la parlamentaria fujimorista precisó que no denunció el hecho en su momento porque supo defenderse diciendo :  “ somos fuertes, valientes y sabemos defendernos”,  recibiendo la solidaridad a través de Twitter de Luz Salgado  y las declaraciones de Ursula Letona que confesó haber estado presente cuando ocurrió el hecho.

Cada día que pasa, el congreso  se convierte  en una “caja de pandora” ya que las denuncias y acusaciones entre los parlamentarios son capítulos de todos los días, se faltan el  respecto a diario y se insultan sin ninguna vergüenza.

Que podemos esperar del país si nuestros  padres de la patria tienen ese comportamiento que muestran ante la ciudadanía, generando por ello  su bajo índice de aprobación que ostentan y por todo ello es que en el último referéndum pasado la mayoría votará en contra de la  reelección congresal.

Ahora en su descargo el presidente del congreso Daniel Salaverry  se defendió,  negando todo y expresando que nunca agredió a la legisladora de Fuerza Popular y que le sorprende que salgan estas denuncias, cuando se descubrió que Beteta cobró un viaje de representación, cuando estuvo de viaje en el extranjero y el Ministerio Público le abrió una  investigación por este caso.

“Quienes me conocen en el Congreso saben que sería incapaz de faltarle el respeto a una mujer…más bien a mi me han dicho de todo, traidor , cuchillero, que uso rodilleras, dice Salaverry.

Estoy seguro que este  nuevo caso de denuncia será la comidilla  esta semana en el parlamento nacional, algo penoso en vez de estar viendo en leyes que busquen el desarrollo del país. Pero bueno es el nivel congresal que tenemos y no podemos pedir más  . Porque lo que digo y escribo siempre lo firmo.