El Senado: Soberanía de la inteligencia

0
Javier Valle Riestra
Javier Valle Riestra

JAVIER VALLE RIESTRA

Sostengo reiterada y admonitoriamente que este Congreso no debe usurpar facultades constituyentes y abocarse clandestinamente a reformar una Constitución apócrifa, la de 1993, para sintetizarla con la legítima de 1979.

Por eso su bicameralismo no tiene eco y no saben explicar por qué necesitamos restaurar las dos Cámaras. El país es radicalmente antiparlamentario y cree que se intenta fabricar dos Parlamentos: la Cámara de Diputados y la Cámara de Senadores.

Por eso la solución ideal debió ser convocar a una Asamblea Constituyente para que legislase, constituyese, moralizace y reeducase, porque el tema está en que la ciudadanía desprecia al actual Poder Legislativo.

Lo considera incompetente, inculto, iletrado, primitivo, policiaco, inquisidor. Se ve de los sondeos que quisieran, como retrato-robot de un representante, que fuera un profesional, inteligente, ético, sin malos antecedentes, con una línea. Es decir, el contrarrelato de lo que han visto hoy. El reino del aurea mediocritas.

Los senadores son elegidos por distintos procedimientos. El frecuente es por sufragio universal. Sea indirecto (Austria, Francia, Países bajos y, parcialmente, Bélgica, España e Irlanda. Antes eran también Dinamarca y Suecia).

Sea directo (Italia, Suiza, y a titulo principal Bélgica y España). También pueden ser hereditarios (Gran Bretaña), escogidos en razón de sus cualidades (lores espirituales, príncipes reales de Bélgica, ex presidentes de la República en Italia), nombrados eventualmente por el jefe de Estado (Gran Bretaña; Italia para algunos escaños, como sucedió con el musico Toscanini, el sacerdote Sturzo, fundador de la Democracia Cristiana, el procesalista Leone, el comunista Nenni o el constitucionalista Norberto Bobbio).

Son algunas veces designados por organismos que no provienen del Cuerpo Electoral, sea que se trate de gobiernos locales (República Federal Alemana), sea que el sufragio se restrinja a categorías precisas (los diplomados de universidades en Irlanda), sea que las organizaciones socioprofesionales presenten candidatos (en Irlanda para siete decimos de los miembros del Senado). Pueden incluso ser cooptados por los otros miembros del Senado (Bélgica).

Uno de los grandes debates del siglo XIX fue protagonizado por el brillante reaccionario Bartolomé Herrera, presidente del Congreso Constituyente de 1860 y obispo de Arequipa. Sostenía contra los Gálvez, grandes liberales, la tesis de la soberanía de la inteligencia.

Se enfrentaba así a la irrecusable doctrina de la soberanía popular. Fundamentaba Herrera su proyecto de Constitución corporativa autoritaria, en que el pueblo es la suma de individuos de toda edad y condición, que no tiene la capacidad ni el derecho de hacer leyes.