Hijas de PPK: Prisión preventiva es una condena de muerte

0

Detención de 36 meses, por haber recibido dinero negro de Odebrecht

Los familiares del expresidente Pedro Pablo Kuczynski, sus hijas Alexandra y Carolina, se pronunciaron sobre la situación legal de su padre tras ser sentenciado a 36 meses de prisión preventiva.

“Queremos denunciar en nombre de nuestra familia la injusticia que se viene cometiendo con nuestro padre por los 3 años de prisión en su contra. No queremos discutir sobre el fondo de las acusaciones, él será quien responderá”, expresó su hija Alexandra Kuczynski a la prensa.

Negaron que el exmandatario pueda darse a la fuga en sus condiciones, además, destacaron que Kuczynski mostró, en todo momento, una actitud de colaboración.

“Queremos denunciar que es absolutamente inhumano que se pretenda encarcelar a una persona de 80 años. (PPK) Ha acudido a todas las citaciones de la Fiscalía, se encuentra recluido en su casa hace un año. Es inaceptable que se diga que existe riesgo de fuga. Con problemas cardíacos es en la práctica una condena de muerte, es una tortura”, enfatizó su hija.

“Mi padre está dispuesto de asumir en libertad todas las acusaciones fiscales. Esto es un atentado contra cualquier ser humano”, indicaron en el pronunciamiento.

Miguel Kuczysnki, hermano del ex mandatario también acompañó a la familia durante la conferencia en el exterior de su domicilio en San Isidro. “Mi hermano no puede ir a la cárcel en su situación actual”.

Antes de acabar, Alexandra Kuczynski pidió a los peruanos “estar alertas sobre el atropello judicial que sufre nuestro padre. Él afrontará sus responsabilidades. Es inaceptable el nivel de acoso e injusticia que se da sobre él”.

Mediante un pronunciamiento leído por una de las hijas de Kuczynski, los familiares de PPK denunciaron que, en la noche del viernes, luego que se emitiera la orden judicial, agentes de la policía sí quisieron enmarrocar al expresidente a su cama. Según indicaron esta acción fue evitada por la oposición del equipo médico.

El fin de semana, Pedro Pablo Kuczynski recibió la visita de sus familiares en la Clínica Anglo Americana, donde permanece internado debido a un problema cardíaco.

Las razones 

El caso Westfield, llamado así por el nombre de la consultora financiera de Kuczynski, marcó la debacle de su gestión presidencial. Durante el gobierno de Alejandro Toledo, y cuando Kuczynski era ministro de Economía y después presidente del Consejo de Ministros, la empresa Westfield realizó asesorías para Odebrecht en los proyectos Olmos e Interoceánica Sur, proyectos impulsados, ambos, desde el Ejecutivo.

La otra empresa que hizo lo mismo y en pared con Westfield fue su casi gemela, llamada First Capital, que en los papeles figuraba a nombre del empresario chileno Gerardo Sepúlveda, un hombre de finanzas formado por Kuczynski y luego convertido socio de éste.

En el caso del proyecto Trasvase Olmos, Westfield fue contratada por Odebrecht en marzo del 2004 para asesoría financiera y emisión de bonos por 100 millones de dólares. Pero como ese año PPK volvió al gobierno como premier, Westfield salió del juego y le dio pase a su reemplazo natural, First Capital. Y por eso First Capital figura en las planillas de honorarios de Odebrecht como receptora de 1 millón 50 mil dólares. Es decir, Westfield firmó y First facturó.

En paralelo, desde el Ejecutivo, Toledo, el premier Kuczynski y el ministro de Economía Fernando Zavala firmaban el decreto supremo que respaldaba la emisión de los millonarios bonos de Odebrecht, esos que colocaron las empresas de Kuczynski y Sepúlveda.

En el caso de los tramos 2 y 3 de la Interoceánica Sur, First Capital figuraba como asesor financiero exclusivo del consorcio Conirsa para la obtención en la banca internacional de 600 millones de dólares para financiar la primera etapa de la obra. Pero Odebrecht también pagaba a Westfield por asesorías en ese proyecto.

En agosto del 2004, PPK y Toledo firmaron con Odebrecht el contrato para la ejecución de dichos tramos, en tiempo récord a pesar de las observaciones que planteó la Contraloría de la República, objeciones que nunca fueron atendidas por el gobierno.

Hacia el final del gobierno de Toledo empezaría la suscripción de las primeras adendas y los subsiguientes pagos a Westfield y a First Capital.

Más información:

Barata empezará a declarar en Brasil a fiscales