Las declaraciones de Barata: Una desilusión

0

Por:Manuel Romero Caro 

Hasta el tercer día de los fiscales peruanos en Brasil para interrogar a ex ejecutivos de Odebrecht y OAS, no hay nada realmente nuevo y podrían haber retrocesos para la Fiscalía. Es así que los abogados de los investigados se declararon satisfechos e inclusive algunos de los investigados celebraron las declaraciones. Inclusive, según el abogado Erasmo Reyna, la declaración de Barata en el sentido que él no conocía que el dinero aportado a las campañas electorales era ilícito, debilita la  hipótesis de la Fiscalía sobre lavado.

En un caso de las características del Lava Jato Peruano (LJP), cuando tanto los fiscales como los abogados de los investigados se declaran satisfechos es que alguien está fingiendo o alguien no está entendiendo las cosas.   

Es que nuevamente algunos medios generaron expectativas exageradas acerca de lo que se podría lograr con las tantas veces postergadas declaraciones de Jorge Barata (JB); las que al compararse con lo que se obtenga podrían generar desilusiones. Es que el golpe de gran efecto que habría planeado el equipo especial LJ era el arresto de Alan García. Pero como todos ya sabemos los acontecimientos fueron diferentes. Y el problema es que la ciudadanía demanda resultados visibles y a corto plazo.

En un afán de maquillar las cosas , el fiscal Rafael Vela anunció que JB se ha comprometido a entregar más de 4,000 folios de información sobre los pagos ilícitos provenientes . Detallándose las rutas que habría recorrido el dinero de los sobornos.  Pero lo que no dijo Vela es que dicha información recién se entregará cuando la jueza apruebe el Acuerdo de Colaboración con la Fiscalía. Lo que, si se  efectuara un trabajo mínimamente aceptable, puede tardar lo que resta del año. Hay que tener en cuenta que para aprobar un acuerdo con Odebrecht sobre la carretera Chacas de Ancash (obra con muchísimo menos complejidad que la interoceánica sur o el Metro) el juez se demoró 3 meses.

Y en lo que se refiere al ex  Presidente de OAS , no se sabe nada porque sus declaraciones las han postergado por tercer día consecutivo; arguyendo diversas excusas.

De otro lado hay que tener en cuenta la considerable  lentitud de las investigaciones  del LJP, al extremo que hasta el momento, y a pesar del tiempo trascurrido, no hay NINGUNA investigación del equipo especial LJ que haya pasado a la etapa de juicio oral. Y , en mi opinión, un factor que explica esta demora es la excesiva dependencia de la Fiscalía peruana de las informaciones y documentos que le puedan pasar los delatores brasileros. Es que la colaboración eficaz debe ser una herramienta que se utilice cuando las investigaciones del equipo peruano ya se hubieren agotado. Y el problema es que las investigaciones propias son muy reducidas. Y en el Gasoducto al Sur, que era el que más había avanzado en la época de Hamilton Castro, cuando asumió el equipo comandado por Rafael Vela no le dieron la prioridad debida.

(*) Economista