Israel bajo ataque

0

Por: Asaf Ichilevich

Este fin de semana, los israelíes que viven en el sur del país se despertaron con otra andanada de cohetes desde Gaza. Entre el 4 y el 5 de Mayo, los grupos terroristas de la Yihad Islámica Palestina y de Hamás lanzaron más de 600 cohetes y morteros contra israelíes desde Gaza. Murieron 3 civiles israelíes, entre ellos Moshe Agadi, padre de 4 hijos y han herido a decenas. Los cohetes fueron lanzados deliberadamente contra centros civiles y alcanzaron carreteras, casas, una fábrica, e incluso un jardín de niños y un hospital en la ciudad de Ashkelon. Se cerraron las escuelas en todo el sur mientras los niños buscaban refugio en medio de explosiones.

Hamás, que gobierna la Franja de Gaza con mano de hierro, comete un doble crimen contra la humanidad. Ataca indiscriminadamente a civiles israelíes mientras se esconden y operan desde la población de Gaza, utilizando así a sus habitantes como escudos humanos. Cuando Hamás golpea a Israel, ataca a Gaza. El hecho de que Hamás almacena armas y dispara misiles desde los barrios civiles en forma rutinaria, muestra el absoluto desprecio de Hamás por la vida humana y su voluntad – de hecho, su intención – de poner en peligro a sus propios habitantes.

Hamás y la Yihad Islámica Palestina, ambas calificadas internacionalmente como organizaciones terroristas, tienen una larga y sangrienta historia de ataques aéreos dirigidos contra civiles israelíes. En el pasado, la Yihad Islámica Palestina y Hamás llevaron a cabo cientos de horrendos atentados suicidas, disparos, apuñalamientos y ataques con embestidas, matando y mutilando a miles de personas en Israel. Ambas organizaciones terroristas están respaldadas por Irán y han realizado un llamamiento público al asesinato de israelíes, declarando su intención de destruir a Israel y establecer un califato islámico en su lugar.

Desde la violenta toma de la Franja de Gaza en 2007, cuando estaba gobernada por la Autoridad Palestina, Hamás ha lanzado hacia Israel más de 12.000 misiles y morteros. Durante años, Hamás ha estado desarrollando sus capacidades militares, utilizando fondos destinados a los civiles de Gaza y extorsionando a la economía local para aumentar sus arsenales de armas y construir túneles de ataque transfronterizos. Israel procura una frontera pacífica con la Franja de Gaza, pero mientras Hamás siga avivando las llamas del conflicto, en lugar de servir a su propio pueblo, la violencia prevalecerá sobre la paz.

Próximamente, Israel celebrará su 71° aniversario y durante casi tres cuartos de siglo, el Estado de Israel se ha visto obligado a lidiar con una amenaza tras otra. A pesar de las amenazas en curso, Israel ha prosperado; no sólo ha pasado de ser una nación pobre a ser una nación desarrollada en el lapso de unas pocas décadas. Israel se ha convertido en una potencia mundial en materia de innovación. También ha perseguido continuamente la paz, de hecho, ha logrado la paz con sus vecinos Egipto y Jordania.

Israel anhela el día en que también se establezca la paz con sus vecinos palestinos.