El ministro del Interior, Carlos Morán, ratificó que continuará la expulsión de venezolanos con historial delictivo en su país, pues la seguridad de los peruanos es prioritaria y no se puede tolerar el ingreso al Perú de extranjeros “indeseables”.

Remarcó que, si bien el Perú abrió sus puertas a los venezolanos por la crisis que vive su país, aquellos que falsearon su información migratoria para ocultar su prontuario no son bienvenidos en territorio peruano y serán devueltos a su tierra.

“No podemos tolerar que hayan ingresado extranjeros indeseables que no son bienvenidos acá y, por esta razón, están siendo expulsados”, comentó, durante el acto de expulsión de un segundo grupo de foráneos con antecedentes policiales.

Desde el Grupo Aéreo N° 08, en el Callao, donde fueron embarcados 43 venezolanos con destino a su país, el titular del Interior mencionó que en este grupo también figuran venezolanos cuya permanencia en el Perú era ilegal.

Morán no descartó que estos últimos hayan cometido delitos durante su estadía en territorio peruano, y advirtió que todos aquellos que delincan y sean arrestados, procesados y sentenciados en el Perú también serán devueltos a su país natal.

Agregó que el ingreso de venezolanos al Perú por la zona de frontera es supervisado escrupulosamente por la Superintendencia Nacional de Migraciones, y a la par se realiza el cruce de información con Interpol para evitar filtraciones.

Según recalcó, la expulsión de extranjeros con prontuario obedece a una preocupación del Gobierno del presidente Martín Vizcarra, que dio instrucciones claras para impedir el acceso al Perú de foráneos con antecedentes delictivos.

Continuando con el plan “Migración Segura 2019”, 43 ciudadanos venezolanos con antecedentes en su país fueron expulsados hoy del Perú, tras ser intervenidos esta madrugada en operativos policiales realizados en Lima y Callao.

Estos extranjeros, que vulneraron las normas migratorias vigentes, fueron conducidos a su país un vuelo de apoyo de la Fuerza Aérea del Perú (FAP), con custodia policial peruana y con apego al derecho internacional y marco legal vigente.

El titular del Interior indicó que la expulsión se efectuó en coordinación con las autoridades venezolanas, y agradeció el trabajo coordinado entre la Policía Nacional del Perú, Migraciones, el Ministerio de Defensa, a través de la FAP, y la Cancillería.