Los muertos de Obama y Kerry

 

Por: Azi Wolfenson 

ciudad-jerusalenHace más de año y medio en un artículo que escribí, señalé sin dudarlo que Barak Hussein Obama, el presidente de Estados Unidos, no sólo profesaba desde su nacimiento la fe Islamista sino que se creía el Mesías Musulmán. Su misión sería la de imponer el Islamismo en el mundo entero desapareciendo a Judíos y Cristianos, de acuerdo a lo señalado en el Corán por el profeta Mahoma.

 Inició su Presidencia visitando Egipto presentando al Islam como una religión de Paz y al mismo tiempo permitiendo el fortalecimiento bélico de países que apoyan al terrorismo internacional al que se cuida mucho de calificar como Islamismo radical y extremista.

 Una de sus penúltimas acciones (no sabemos lo que todavía se guarda en la manga) ha sido echarle la culpa a Israel de todos los males del mundo a través de su acólito el antisemita John Kerry mintiendo a diestra y siniestra para que Israel se retire de su patria ancestral y le entregue prácticamente su territorio a un estado árabe inexistente y que en realidad son dos grupos terroristas denominados Hamas y Autoridad Palestina.

kerry-obama-2 Efectivamente, el Sr. Kerry justifica el tácito apoyo de su gobierno a la Resolución 2334 del Consejo de Seguridad de la ONU que desconoce la conexión de Israel con su tierra ancestral  e incluso con sus lugares sagrados en Jerusalén,  designándolos como territorios ocupados.

 Como lo señalaron recientemente los senadores USA Marco Rubio y Ted Cruz así como el Ingeniero Alex Grobman ¿Ocupados por sus legítimos e históricos hijos, la tierra donde nació su civilización y dos religiones que emanaron del pueblo judío: el judaísmo y el cristianismo?  ¿Ocupados después de que los árabes “palestinos” rechazaron la partición que los judíos habían aceptado y se aliaron con los ejércitos de seis países árabes  en una guerra en 1948 y otra en 1963 para echar a los judíos sobrevivientes al Mar Mediterráneo como prometieron sus líderes y perdieron ambas?

 Es entonces que una serie de jóvenes musulmanes de nacionalidad Israelí ignorantes e ingenuos son convencidos con las mentiras de Obama y Kerry y uno de ellos (espero que otros no sigan su ejemplo) se monta en un camión y sale a matar a Judíos donde sea los encuentre y se produce la tragedia reciente con el saldo de muertos y heridos cuyos directos culpables son Obama, Kerry y cuando no Mahamud Abbas que calificó a este asesino como héroe y seguramente bautizará una calle con su nombre.

 Historia de los así llamados

“Territorios Ocupados

Como lo señala el Ingeniero Alex Grobman en el artículo que me envió, las tierras que debían haber podido ser de árabes palestinos no las reclamaron para sí por declararse ser ellos miembros de una “nación pan-árabe”, cuando estuvieron ocupadas por Jordania y Egipto ya que el título de palestinos lo tenían, antes de 1947, los judíos de lo que sería después Israel y que desde entonces pasaron a llamarse israelíes.

 La tierras públicas pertenecientes al imperio otomano que dominó 500 años en la Palestina histórica y a la que conoció como Siria del Sur, hasta el comienzo del Mandato británico en 1921 que le devolvió el nombre romano de Palestina y que debían haberse distribuido en 1947, son “tierras en disputa” de acuerdo a la Resolución 242 de las Naciones Unidas, por no haber querido los árabes palestinos llegar a un acuerdo con los judíos.

imagen-2Las Naciones Unidas no pueden unilateralmente señalar quien es dueño de qué, en esta situación negando su anterior posición de equidad, sino las negociaciones de ambos involucrados  lo harán. Las negociaciones de Oslo iban por buen camino pero ni Arafat ni Mahamud Abbas quisieron finalizarlas.  Los palestinos cuentan en las Naciones Unidas con el apoyo de más de 56 países con grandes mayorías musulmanas y con un gran poder e influencia por su población y petrodólares y un grupo de países cuyos gobiernos son jurados enemigos de Israel, el único país de mayoría judía. Además, en el marco de oposición a Israel se han encontrado tradicionalmente líderes políticos de gobiernos de izquierda  opuestos a Estados Unidos, cuyo pueblo es histórica, filosófica, religiosa, política y sólidamente el aliado más sincero y permanente de Israel.

Compartir