Crece tensión: EEUU derribará misiles de Corea del Norte

Envía a península coreana su sistema de defensa antimisiles

Trump coquetea con China ante la amenaza nuclear de Norcorea

Las Fuerzas Armadas de los Estados Unidos consideran empezar a derribar los misiles lanzados por Corea del Norte durante sus pruebas, según dijeron dos fuentes del Pentágono al periódico británico The Guardian.

La muestra de fuerza es considerada por los expertos como una manera menos extrema que la guerra de presionar al hermético régimen de Kim Jong-un, que anunció el lunes que aumentaría la frecuencia de sus pruebas misilísticas a una por semana.

La opción ya había sido presentada por el secretario de Defensa John Mattis al Congreso estadounidense y se discutió en el pasado, pero ahora parece estar más cerca que nunca.
Washington la estaría considerando como respuesta a una nueva prueba nuclear (la sexta) encarada por Pyongyang, que expertos consideran próxima.

Cabe indicar que durante su visita oficial a Corea del Sur, el vicepresidente de los Estados Unidos, Mike Pence, confirmó que su gobierno continuará con el envío del sistema de defensa antimisilística THAAD, que opera por impacto directo con un misil sin cabeza explosiva.
Aunque China manifestó objeciones en marzo, cuando se completó la primera parte del despliegue, la Casa Blanca decidió “maximizar la presión” sobre Corea del Norte.
El sistema THAAD se aplica a misiles de alcance corto, medio e intermedio y tiene la capacidad de interceptar ataques a una distancia de más de 120 millas (casi 200 kilómetros) y una altitud de casi 90 millas (140 kilómetros).

El programa existe desde 2006 y utiliza la energía cinética del impacto para destruir su objetivo.

El costo de desplegar el sistema THAAD en la península de Corea es de más de USD 1.000 millones y se supone que lo pagarán Washington y Seúl en partes iguales.
Finalmente, el presidente estadounidense Donald Trump elogió los esfuerzos de China para presionar a Corea del Norte, explicando que a cambio renuncia por el momento a iniciar una guerra comercial contra Beijng, según una entrevista difundida este martes.

Aludiendo a su reciente encuentro con el presidente chino Xi Jinping en su residencia privada de Florida, Trump señaló en la cadena estadounidense Fox News haber “desarrollado una buena relación con él”.

Compartir