Denuncian mafia de narcos en Círculo Militar

Investigación fiscal de más de medio año

Pesquisa fiscal detectó cargamentos de droga que habrían salido de la institución

Según América Noticias, una investigación fiscal vinculó a una mafia de narcotraficantes con el Círculo Militar del Perú, ubicado en Jesús María, en el proceso de comercialización de cocaína.

El seguimiento se realizó con absoluta reserva, empezó a mediados del 2016, indica el noticiero. Aunque el informe indica que se usaba el centro era utilizado como centro de acopio, hecho que fue negado por las autoridades con la institución.

En junio del año pasado, la Policía incautó un envío de casi 39 kilogramos de alcaloide de cocaína en el automóvil, de placa ALE576.

El intervenido Marlon Rodríguez, en aquella oportunidad, afirmó que tenía que trasladar toda esa droga al Círculo Militar.

Desde entonces, empezaron a seguir el rastro de esta organización criminal con horas de grabaciones en video y operaciones de seguimiento en las inmediaciones del centro, ubicado en Jesús María.

Una segunda captura fue la de Jonathan Aron Benzaquen Ortiz, a quien se le sindica como el responsable de la labor de almacenar los ladrillos de cocaína.

Según informó América noticias, la investigación del Ministerio Público se mantuvo durante todos estos meses en absoluta reserva, con la finalidad de conseguir la detención del cabecilla de la banda, algo que se logró recién en enero de este año.

El caso está a cargo de la Cuarta Fiscalía Supraprovincial de Crimen Organizado y de la policía de la Dinandro.

El Círculo Militar indicó, mediante comunicado, que la investigación fiscal contó con el apoyo de las autoridades de la institución y recalcó que no se encontró droga ni indicios de ellas en la institución, por lo tanto rechazaron que el Círculo haya sido utilizado como centro de acopio de drogas.

Además aclara que ningún militar en situación de actividad, como tampoco ningún directivo del Círculo Militar, se encuentra incurso en alguna investigación por este caso; sin embargo, reconoce que el detenido estaba alojado en una habitación reservada por un capitán en situación de retiro desde el 2015, identificado como Paúl Bobadilla Retamal.

Compartir