logo La Razón
El diario de todos los peruanos
Actualidad

Responsabilizan a Indecopi por falsa leche de Gloria y Nestlé

05 Jun. 2017

Responsabilizan a Indecopi por falsa leche  de Gloria y Nestlé
leche

No es leche evaporada sino bebida de soya la que venden a peruanos, confirman

Congresista Castro de Comisión de Defensa del Consumidor del Congreso anuncia investigación

La leche “Pura Vida” de la empresa Gloria SA, cuyo ingreso a Panamá ha sido prohibido por no contener leche y no ser por lo tanto una leche evaporada, y la leche “Reina del Campo” de Nestlé SA , afectada de la misma omisión, no pueden ser comercializadas en el Perú, sostiene la Asociación Peruana de Consumidores y Usuarios- Aspec.

De inmediato, el congresista Miguel Castro Grández (Fuerza Popular), integrante de la Comisión de Defensa del Consumidor del Congreso, responsabilizó a Indecopi de la estafa y burla que cometen las empresas Gloria y Nestlé, en agravio de los consumidores peruanos, y adelantó que en la sesión de mañana convocarán al presidente de Indecopi, Ivo Gagliuffi Piercechi, para que responda por esta y otras graves vulneraciones a la legislación peruana.

Aspec, en un enérgico pronunciamiento, suscrito por su titular Crisólogo Cáceres, advirtió que no es cierto, en el caso de Gloria, que su leche Pura Vida cumpla con la legislación local, como lo ha declarado su representante Fernando Devoto, quién asegura que no modificarán el etiquetado de su producto en el Perú, como sí han sido obligados a hacerlo en Panamá, por exigencia de la Autoridad Panameña de Seguridad de Alimentos (AUPSA), donde en adelante su etiqueta ya no dirá “leche evaporada”, sino alimento evaporado.

Publicidad engañosa

Al hacerse pública la prohibición del ingreso de la leche “Pura Vida” al mercado panameño por la publicidad engañosa de que se trataba de leche evaporada, la ASPEC realizó una verificación del etiquetado de cinco de las marcas más vendidas que se publicitan como “leche evaporada”, corroborando que “Pura Vida”, de Gloria SA, y “Reina del Campo” de Nestlé SA, no cumplen con la legislación, pues sus productos no contienen leche evaporada.

Según la constatación de Aspec, “Pura Vida”, cuya etiqueta dice: “Leche evaporada parcialmente descremada”, solo contiene leche de soya, saborizante y grasa vegetal de palma, y su denominación en la etiqueta debería ser “Bebida de soya”. Mientras que “Reina del Campo”, cuya etiqueta asegura que se trata de leche parcialmente descremada, solo guarda en su interior suero dulce de leche y aceite vegetal de palma, y su denominación debería “Mezcla de leche descremada y aceite vegetal”.

Vulneraciones de ley

Para Aspec, tanto “Pura Vida” de Gloria SA y “Reina del Campo” de Nestlé SA, respectivamente, violan el principio de veracidad publicitaria al utilizar imágenes que inducen a los consumidores a creer que compran leche evaporada proveniente en forma exclusiva de la vaca cuando en realidad el presunto lácteo contiene otros compuestos como leche de soya, saborizantes o aceite vegetal”.

A renglón seguido, señala que las mencionadas empresas no cumplen con la Norma Técnica Peruana y al Codex Alimentarius, que considera como leche evaporada “al producto obtenido mediante eliminación parcial del agua de la leche sea por el calor o por cualquier otro procedimiento”, y han vulnerado el art. 32° del Código de Protección y Defensa del Consumidor, según el cual “el etiquetado debe traducir la verdadera naturaleza del producto, sin generar confusión ni engaño al consumidor”.

Indecopi responsable

Por su parte, el congresista Castro Grández, señaló que Indecopi tiene responsabilidad del engaño de que son víctimas los consumidores peruanos por parte de Gloria SA y Nestlé SA, porque a esta entidad le corresponde verificar si hay correspondencia entre lo que dice la etiqueta y los contenidos de los productos.

Castro advirtió que Indecopi también actúa de manera complaciente con las violaciones a la libre competencia, como lo evidenció al haber multado con S/ 171 millones a la empresa Kimberly Clark y con S/ 104 millones a Protisa, por concertar precio en el mercado de papel higiénico entre los años 2015 t 2014, y luego sorprendentemente, exoneró a la primera del pago de la multa y a la segunda se lo redujo a la mitad.