Senasa advirtió sobre el peligro del caracol gigante africano

Piden a la población usar guantes para contacto con dicho animal

Como parte de las acciones preventivas y de control para mantener al Perú libre de plagas y enfermedades, el Servicio Nacional de Sanidad Agraria (SENASA), recomienda a la cuidadanía no tocar, ni ingerir, ni criar el Caracol Gigante Africano (Achatina fulica), considerado una de las 100 especies exóticas invasoras más dañinas del mundo que pueden acabar con los cultivos.

Ante el manejo del referido molusco, que es nocivo para la salud humana, se debe tener en cuenta lo siguiente:

Proteger las manos con guantes o bolsas plásticas.
No botarlos vivos a la basura.
Sumergirlos en un balde con agua y sal.
Meterlos en bolsas para su posterior desecho.
Acciones del Senasa

La autoridad responsable de la sanidad agraria en el país realiza la vigilancia fitosanitaria en drenes, riberas y zonas agrícolas que puedan ser afectadas por este molusco.

El Caracol Gigante Africano suele presentarse en las regiones de Piura, Tumbes y Junín y Selva Central (Chanchamayo y Satipo). Es una plaga endémica.

Diferencias

Vale destacar que esta especie de caracol mide entre 10 a 30 cm., tiene su caparazón roto o trunco y se alimenta de desperdicios, motivo por el cual es transmisor de parásitos y enfermedades estomacales al humano. También, puede ocasionar la meningoencefalitis eosinofílica (MEE) y angiostrongiliasis abdominal.

Compartir