Cuatro temas explosivos

0
713
Por: Phillip Butters
Por: Phillip Butters

Por: Phillip Butters

En este momento, el Ejército y el Comando Conjunto de las Fuerzas Armadas son un
hervidero, por un tema muy penoso a discutir. Jorge Celis Kuong, Comandante General del
Ejército, estaría dispuesto a apoyar a Vizcarra en eventual cierre del Congreso. Pero Vizcarra no cuenta con que es el jefe del Comando Conjunto de las Fuerzas Armadas, General César Astudillo Salcedo, quien tiene la capacidad operativa para sacar a las divisiones blindadas y tomar el Parlamento o, por ejemplo, ir a la casa de los voceros de las principales bancadas, maniatar a los parlamentarios que no están de acuerdo con el cierre, etc.

En buen romance, Vizcarra no la tiene fácil para un golpe de Estado.  Es una situación estúpida porque habría que estar loco, estando en el pellejo de un héroe de Chavín de Huantar como es el general César Astudillo, para quemar su carrera dando un
golpe.

El señor Jorge Celis Kuong purgaría cárcel y terminaría pagando abogados para que lo
salven de una cadena perpetua. Ojo al piojo, mucho cuidado con el golpe.

Otro tema que es TNT mezclado con anfo es que supuestamente para hoy la fiscal va a soltar ‘codinomes’ de congresistas y gobernadores que han sido financiados por Odebrecht del año 2004 al 2012. ¿Cuál es el objetivo de la Fiscalía que trabaja con Vizcarra? Tener coaccionados a los legisladores para que no voten contra un eventual pedido del Presidente de cortar su mandato, y –evidentemente- no respalden la vacancia. ¿Acaso Martín Vizcarra -que fue gobernador de Moquegua- no tiene un ‘codinome’?

Un bazucazo al equipo especial Lava Jato es que el Congreso ha aprobado una Ley de
financiamiento ilegal de partidos, que trata sobre los aportes ilegales en campaña, por lo cual en este momento Keiko Fujimori purga prisión preventiva por ser considerado delito de alta complejidad y de una organización criminal que implica una carcelería muy grande.

Sin embargo, esta Ley aprobada el mes pasado da una pena privativa de libertad de dos a
cinco años. Al ser específica tendría que ser la Ley a la cual se tendrían que adecuar los
fiscales Vela Barba y José Domingo Pérez, para acusar a Keiko. En buen cristiano, al no ser crimen organizado, tendrían que levantarle la prisión preventiva y bajar las penas.

Para ello, ambos fiscales desesperados le han pedido una interpretación a Zoraida Ávalos,
ignorando que ella no está para interpretar, y son ellos los que tienen que tipificar y acusar, y que es un juez en última instancia el que va a decidir si hay una EXCEPCIÓN DE NATURALEZA DE ACCIÓN, porque no habrían tipificado bien el delito y Keiko podría irse a su casa.

Un misil más de judiciales: Es posible que Javier Villa Stein, expresidente de la Corte Suprema, haga una huelga de hambre, como consecuencia de una triquiñuela que le están haciendo en el Poder Judicial, respecto a una querella entablada por Gustavo Gorriti e IDL. Esta noticia daría la vuelta al mundo, por la manipulación que tiene la caviarada en el Poder Judicial. Es algo realmente increíble lo que está pasando en el Perú. Pero que quede claro que al que da un golpe, un fiscal puede meterlo preso.

La Marina y la FAP no se meterán, la pelota está en la cancha de Carlos Morán, el ministro del interior y, evidentemente, del Comandante General de la Policía. ¿Qué van a hacer? ¿Golpear para irse a morir a la cárcel o cumplir con la Ley y respetar la Constitución?