logo La Razón
El diario de todos los peruanos
Espectáculos

Fernando Roca Rey y Del Álamo deslumbran en Acho

14 Nov. 2017

Fernando Roca Rey y Del Álamo deslumbran en Acho

Ambos cortaron una oreja en la segunda de abono

El cartel de esta segunda jornada de la Feria del Señor de los Milagros la completó el mexicano Joselito Adame.

Nuestro crédito nacional Fernando Roca Rey y el español Juan del álamo cortaron sendas orejas en la segunda de abono en Acho. El mexicano Joselito Adame pinchó la faena de su primero y perdió trofeo. El encierro de La Viña y El Olivar tuvo nobleza salvo el 5o que se quedaba corto, buscando, también tuvo poca fuerza y algunos bajos de raza; destacó el 4o por su clase y el 6o aplaudido por su trapío.

El encierro enviado por las ganaderías liberteñas para esta ocasión estuvo bien presentado, y tuvo romana, destacando los corridos cuarto y sexto. Ninguno fue protestado de salida y algunos fueron ovacionados por el respetable.

Fernando Roca Rey demostró que esta no sería una tarde solo para cumplir, había que poner toda la carne en el asador y así fue. Salió con el cuchillo entre los dientes y se fue a portagayola a recibir a su antagonista. Realizó un quite por chicuelinas y ante el insistente pedido del respetable mando taparse a la cuadrilla y colocó los garapullos con mucha solvencia y alegría. La faena de muleta inició con mucha emoción pero fue perdiendo intensidad por la poca transmisión del astado. Mató de estocada entera y saludo una ovación.

Lo mejor estaba por venir. El cuarto de la tarde tuvo más alegría y prontitud, rápidamente fue entendido por el diestro limeño que lo llevó muy bien toreado hacia los medios con lances a la verónica de mucha lentitud. Con unas chicuelinas al paso colocó al astado en suerte para el tercio de varas para luego realizar un vistoso quite por zapopinas que caló rápidamente en los tendidos, tomó los palos nuevamente y cubrió este tercio con mucha alegría. Se puso de rodillas para iniciar la faena de muleta y citó de lejos al pupilo del Olivar que acudió alegre, repitiendo y dejando que Roca Rey se expresase en el albero. Lo toreó por ambos pitones, hasta que el astado perdió recorrido y hubo que acortar distancias, preparó la suerte suprema con unas bernardinas muy ceñidas y dejó una estocada entera que le permitió cortar una oreja.

Por su parte el salmantino Juan del Álamo, uno de los triunfadores de Madrid, se abrió de capa en su primero para dejar constancia de su toreo de corte distinto, lamentablemente pudimos apreciar que el astado no salió del todo bien del tercio de varas y eso influenció en su comportamiento durante el desarrollo de la lidia.

Pero en la segunda faena la cosa fue muy distinta. El torero español lo toreo bien con el capote, llevándolo con chicuelinas al paso al caballo. Su faena de muleta la inició toreando por bajo, llevándolo encelado en su muleta hacia los medios para luego hilvanar sendas series por la derecha, cuando intentó cambiar de pitón la faena perdió intensidad y tuvo que volver a la mano diestra ligando y templando la embestida. Previo al colofón, receto una serie de manoletinas muy ceñidas que fueron jaleadas en los tendidos, mató de una estocada entera y cortó una oreja, que a la postre sería la última de la tarde.