“Nunca soñé que un día le iba a abrir el show a Adal Ramones”

Fundador del “El club de la comedia”, Carlos Palma, cuenta las horas para subirse al escenario con el humorista mexicano

Por: Patricia Lobato Delgado

El reconocido presentador Adal Ramones regresa a Lima el 15 y 16 de marzo para presentar su nuevo show “Las cosas como son – tour monólogos 2017”. Y sobre esta llegada, el comunicador peruano Carlos Palma contó su emoción por abrir el espectáculo del mexicano.

¿Qué tan complicado es manejar una empresa como El Club de la Comedia en el Perú?

Creo que es tan difícil como manejar cualquier otra empresa pequeña en nuestro país, las leyes no están hechas para apoyar la micro y pequeña empresa, los impuestos a veces superan tus ganancias o te dejan en cero. No existen incentivos del estado para empresas como la nuestra que buscan hacer crecer un tipo de expresión cultural prácticamente inexistente en nuestro país… fuera de eso es bravazo! Jajajaja!

Ya vamos 6 años en esto y no me arrepiento nunca de haberme aventurado a hacerlo, tenemos nuestras altas y bajas como cualquier negocio pero es indiscutible que en estos años nuestro balance siempre ha sido positivo, seguimos creciendo no solamente como empresa sino también la gente comienza a ubicarnos más, a asistir más seguido a espectáculos de Stand Up Comedy y eso es un orgullo, siempre inflo el pecho cuando me dicen que nosotros somos los pioneros de las movidas de Stand Up en Perú, es todo un privilegio y una responsabilidad.

¿Qué significa para ti abrir el show de Adal Ramones?

Me toma tiempo responder esta pregunta. Para que me entiendan tengo que explicarlo desde un inicio; cuando yo tenía 14 años y aún estaba en el colegio, me quedaba despierto todas las noches para ver las repeticiones de “Otro rollo” que para suerte mía un canal nacional las ponía a la media noche, veía el monólogo hasta casi la 1 de la mañana y al día siguiente me tenía que despertar a las 7 de la mañana para estar en el colegio a las 8. Pero era muy feliz, es ahí con Adal, que descubro el stand up y que quería hacer eso.

Cuando hice mi primer monólogo nunca soñé que iba a ser el director del Club de la Comedia, menos aún que un día le iba a abrir el show a Adal Ramones, hoy solo estoy contando las horas para subirme al escenario con él.

¿A qué edad decidiste hacer comedia? ¿Cómo tomas una decisión de esta manera?

No es normal que alguien diga, me voy a dedicar a ser comediante profesional Yo pienso que uno no elige el camino, el camino lo elige a uno. Yo nunca me desperté un día y dije “seré comediante profesional, eso he decidido” no… yo soy comunicador de profesión, durante mi carrera universitaria mis profesores siempre me impulsaron a seguir el camino de la comedia, lo cual agradezco infinitamente. Por otro lado continuaba mis estudios en la escuela Pataclaun, impro y stand up. Durante algunos años no sabía si la comedia sería mi hobbie, tuve algunos trabajos de oficina y nunca me adapté a ellos pero en el 2008 cuando gano el campeonato de Stand Up Comedy frente a comediante mucho mayores que yo pienso: “esto va para serio” y es ahí donde decido hacer mi primer unipersonal “Maldito Amor” luego de eso solo me dejo llevar por la corriente.

No es fácil, tengo días donde me siento una estrella, uso mis redes todo el día, hago bromas, la paso bien; pero también hay días malos donde pienso “¿Por qué hago esto?” “¿Cuál va a ser mi futuro?” pero cuando estoy en esos días oscuros siempre llega una luz que me dice: “Estás haciendo esto porque este es tu camino, así que sigue adelante”. Cuando me confirmaron que iba a abrir el show de Adal por ejemplo fue uno de esos días.

¿Porque muchas veces es más difícil reírse de una comediante mujer? Muchas veces y la mayoría de críticas que reciben ellas es que fuerzan mucho las cosas ¿Cuál es tu apreciación acerca de esto?

Voy a dar mi opinión, no digo que esto sea una verdad absoluta y definitiva pero es lo que pienso. Seguimos siendo una sociedad machista, con referentes de humor muy arraigados de programas clásicos de los años 90 como “Risas y Salsa” donde los que contaban los chistes eran hombres en una cantina y la presencia femenina estaba marcada por vedettes en lentejuelas que eran el punto de los chistes y los bailes en “trencito”.

Tenemos comediantes mujeres excelentes, durante el programa radial Pico a Pico donde tuvimos un campeonato de stand up al aire, conocí muchas chicas que se dedican al stand up comedy y son unas capas; es cuestión de tiempo, poco a poco vamos abriendo este camino de la comedia diferente en nuestro país. El stand up tiene que dejar de ser solo una secuencia de anécdotas donde el público se siente identificado, tiene que pasar al nivel de ser también un arma de protesta social frente a injusticias, corrupción, discriminación como lo es en otros países donde tiene más tiempo desarrollándose.

Compartir