Katy Perry no podía interactuar con personas homosexuales

“En mi familia, sabíamos de la existencia de Madonna y de Marilyn Manson porque íbamos a sus conciertos a boicotearlos”, afirma.

La cantante estadounidense Katy Perry confesó que durante su niñez no le era permitido interactuar con personas gay, debido a la estricta educación que recibía como hija de pastores evangélicos.
“Misoginia y sexismo estuvieron en mi niñez. Tenía un problema con los machos supresores y no ser vista como igual”, expresó para la revista “Vogue”.

“En mi casa íbamos a la iglesia los domingos por la mañana, los domingos por la noche, los miércoles… No se celebraba Halloween y los regalos de Navidad te los traía Jesús (no Papá Noel). Esa fue toda mi infancia, mi adolescencia y primeros años de juventud”, agregó.
La intérprete de “Last Friday Night” contó que “rogaba no sentirse gay durante su adolescencia”, pero aclaró que las cosas cambiaron después de que se lanzó al mundo de la música.

“Encontré mi regalo y mi regalo me presentó a la gente fuera de mi burbuja y mi burbuja comenzó a estallar”, explicó.“Esta gente no era nada de lo que me habían enseñado a temer. Eran la gente más libre, fuerte, amable e inclusiva que haya conocido”.

La artista de 32 años siempre se ha mostrado muy abierta a la hora de hablar sobre su infancia en el seno de una familia muy religiosa, aunque ello conlleve reconocer que en su día participó en boicots y protestas contra otros artistas.“En mi familia, sabíamos de la existencia de Madonna y de Marilyn Manson porque íbamos a sus conciertos a boicotearlos”.

Sin duda, esta última colaboración con Vogue ha mantenido a la cantante en boca de todos. Las fotografías han generado innumerables “memes” sobre su look, pero Perry lo ha tomado con humor.

Compartir