logo La Razón
El diario de todos los peruanos
Opinión

A la deriva la minería y los hidrocarburos.

16 Oct. 2017

A la deriva la minería y los hidrocarburos.

Por: Néstor A. Scamarone M

La ministra Mercedes Araos es consciente de la importancia de la explotación racionalizada y sostenida del principal ingreso y trabajo del Perú, por ello esperamos que en materia de tratamientos de conflictos sociales, el gobierno opte decididamente por reforzar la institucionalidad; por realizar una mayor labor de prevención, pero con implacable mano dura.

Y asimismo enviar un mensaje claro a la población, después de lo que sucedió hace unos años con Conga, en el sentido de que el camino para lograr la solución de los problemas no pasa por las medidas de fuerza como lo hizo la oposición antisistema del señor Gregorio Santos en Cajamarca, el secuestro de trabajadores como en Camisea, el bloqueo y la toma de carreteras o la invasión de instalaciones productivas, al parecer, coordinado todo esto, por el narcoterrorismo.

Hacen ya varios años sucedió lo mismo con las actividades mineras y petroleras ¿O nos hemos olvidado de Bagua? Todo empezó en los lugares que comprendían las áreas petroleras de los Lotes 1AB y las áreas de pozos y baterías de petróleo en el Lote 8 de la selva norte, que hicieron peligrar 133 pozos productivos de petróleo, algunos de ellos tuvieron que parar su producción, se estaba atentando contra casi 50,000 barriles diarios y el riesgo de dejar sin energía eléctrica a parte de Loreto, por la posible parada de la Refinería que los abastece de combustibles.

No se necesita hacer muchas averiguaciones para saber quiénes están detrás de todo, ya empezaron aparecer nuevamente las ONGs como “OXFAM (España), IBIS (Dinamarca), Amazon Watch (USA), Unguravi, Servindi, etc, que estuvieron detrás de los manifestantes en Bagua. ¿Saben cómo reciben sus dineros que regresan de nuevo al Perú? Del lavado en el extranjero, ahí es donde se debe investigar.

Entonces empecemos con reforzar en el Perú la institucionalidad, así de simple, señora Aráoz.