logo La Razón
El diario de todos los peruanos
Opinión

Apra sin Víctor Raúl - LVIII

02 Jun. 2017

Apra sin Víctor Raúl - LVIII
Fernando Calle Hayen

Por: Fernando Calle Hayen

Considero que cuanto durante todo el tiempo, se habla del tema de la educación en nuestro país, su abandono, su visible indiferencia de los gobernantes a pesar del discurso impresionante, en algunos casos, me parece necesario reiterar en el recuerdo de la Constitución de 1979 cuya Asamblea Constituyente presidiera Víctor Raúl Haya de la Torre y que al respecto precisara en el artículo 39°: “¬En cada ejercicio, se destina para educación no menos del veinte por ciento de los recursos ordinarios del presupuesto del gobierno central.”

Es interesante apreciar con serenidad, el esfuerzo de los constituyentes de 1978 que dieron a luz la constitución de 1979, para darle al país una estructura de protección social, en temas de tanta trascendencia, como la salud, la educación, el agro, etc., ofrecidas además desde casi el inicio de la república y el sistema plutocrático y oligárquico y de una fuerza armada al servicio de la oligarquía-dicho por el general Juan Velasco Alvarado- que impidieron que principios de tanta proyección con la angustia de la nación por justicia se hiciera realidad o se plasmase con esta constitución recordad aun en sus intensas debates en la asamblea constituyente de 1978 presidida otrora por el viejo luchador social, VíctorRaúl Haya de la Torre.

Como vamos viendo, ya en el desarrollo de la Constitución de 1979, bajo la presidencia 80-85 de Belaunde y el primer gobierno del presidente García, quien lamentablemente junto con quienes fueron sus ministros , calificaron de pésimo su gobierno, encontramos que en la práctica bajo esta constitución el desarrollo de la educación, por ejemplo, fue mayor-otra cosa son los actos incorrectos- y lo que quizá quería lamentar el presidente García, es no haber tomado en cuenta el artículo que acabamos señalar líneas arriba.

Encontramos hoy por ejemplo bajo la Constitución vigente de 1993 y con cuyo origen siempre he discrepado, que en cuanto a la salud solo se contempla un artículo, el 7°; y si retornamos a la constitución de 1979 encontramos que esta le dedica al tema de la salud todo un capitulo (III), y lo que es más importante y lleva a entender quizás, porque el pueblo peruano y sus sectores más populares que era la razón de existencia del aprismo, le otorgaron más del 20% en las elecciones de 1990 a pesar de toda la crisis y descontento en los sectores liberales y a pesar de la corrupción denunciadas. Y es que el primer gobierno del presidente García, seguramente con ese sentimiento a la justicia social del aprismo destino el 9.2% y finalizando su gobierno un 20.3% del presupuesto de la republica a la salud pública, en la actualidad se ha destinado como porcentaje máximo el 18%.

Siempre he creído, que las medidas del primer gobierno tuvieron presencia ideológica y cercana creencia doctrinaria de la realización tentativa hacia la justicia social, y hacia los principios aurorales del aprismo, que no son ni fueron motivo a mi entender de la imagen desdibujada, a la inflación, y a las serias acusaciones de corrupción que no tienen nada que ver, con los principios y a las obras orientadas hacia la justicia social, de haber sido cierta la corrupción denunciada y lamentablemente no, seriamente investigada y personalizada al presidente García, se hubiera podido conocer a muchos actores de estas denuncias que con seguridad no eran apristas en número muy reducido, sin duda esto hizo el daño al gobierno……CONTINUARA
(*) Facebook: Fernando Calle Hayen / Twitter: @FernandoCalle_H