logo La Razón
El diario de todos los peruanos
Opinión

Apra sin Victor Raúl LXXX

03 Nov. 2017

Apra sin Victor Raúl LXXX

Por: Fernando Calle Hayen

En este tratamiento sobre el Apra sin Víctor Raúl, como siempre lo hemos recordado unos de los puntos históricos y trascendentes del plan máximo de la Alianza Popular Revolucionaria Americana “APRA” es sin duda la Integración Política y Económica de América Latina, “Por la Unidad Política de la América Latina” “Indoamérica” en precisión y sabia explicación de Víctor Raúl; sin embargo, creo que el Partido Aprista Peruano en sus dos gobiernos fue un poco tibio al respecto. Hasta donde es visible uno de los pocos esfuerzos en el primer gobierno del presidente García por este extraordinario mensaje de hermandad Indoamericana fue la creación de la Semana de Integración cultural latinoamericana “SICLA”, convertido luego en Consejo de Integración Cultural Latinoamericana “CICLA”, presidido en ambos casos por el c. Fernando Arias Vera. “Pueblo que canta, Pueblo que ríe…” a decir de Víctor Raúl Haya de la Torre.
Manuel Seoane, en su obra “Las Seis Dimensiones de la Revolución Mundial-Okura editores 1984” refiere que en el siglo pasado tendríamos seis revoluciones: ¡).- La Revolución Militar. 2).- La Revolución Científica. 3).- La Revolución Industrial. 4).- La Revolución contra el Acaparamiento. 5).- La Revolución Anticolonial y 6).- La Revolución de los Pueblos Continentes

Este trabajo de Manuel Seoane “El Cachorro”, refieren los editores que coincide y hasta se adelanta a un libro de éxito editorial llamado “La Tercera Ola” escrito por el futurólogo Toffler. Manuel Seoane, coherente y consecuente con su aprismo que profesó durante toda su vida, refiriéndose a soluciones para los pueblos atrasados y acercarse a los que hoy se llaman “Viables” señala doce ruedas del progreso: “ El aumento del comercio; comunicaciones interiores, promoción del industrialismo básico y de transformación; reforma agraria; aprovisionamiento de energía; descentralización del poder; plan de turismo nacional e internacional; inmigración de técnicos y de colonizadores; cooperativas, centrales patronales y sindicatos; mercado común; reorientación o encausamiento del potencial de las fuerzas armadas y, finalmente crédito democratizado”.

“El Cachorro” se refiere a los intentos hacia la integración desde el siglo XIX, señalando por ejemplo a la Federación Centroamericana que impulsó Morazán; la Confederación Perú Boliviana ideada por el mariscal Santa Cruz; las conferencias sudamericanas de Lima de 1848 y de 1865, y el Tratado Continental de Santiago; señala que durante el primer cuarto del siglo XX, llamaron a la Unión Continental los escritores Manuel Ugarte, Alfredo Palacios, Joaquín Edwards Bello entre otros. Destaca que en 1924 surgió la ALIANZA POPULAR REVOLUCIONARIA AMERICANA, fundado y dirigido por Víctor Raúl Haya de la Torre, padeciendo con los apristas el mote de internacionalistas, siendo perseguidos, encarcelados y/o desterrados por el sueño que debe ser compromiso hoy de ir hacia un Pueblo Continente.

Antenor Orrego, aprista y referente en esta revolución de los Pueblos-Continentes, dijo “ En el Nuevo Mundo, el nacionalismo parroquial es extranjero y foráneo, es ilógico y antinatural, es una redundancia y, por ende, un retroceso de la historia misma, un paso regresivo; es la escurraja o el material de acarreo que el calco irracional y servil de la vida europea nos impuso…. Somos los latinoamericanos “Indoamericanos”, el primer Pueblo-Continente de la Historia….”

En el siglo pasado un periodista indoamericano Denis Vargas Marín y RPP, también aporto su granito a este hermoso ideal iniciando con la Sociedad Latinoamericana de Radio Difusión, lo que se llamó “EL INFORMATIVO SOLAR”, un poco más joven que hoy, tuve el honor de ser entrevistado por esa cadena radial.

(*) Facebook: Fernando Calle Hayen / Twitter: @FernandoCalle_H