"Bendiciones Perú"

Hoy mi gente sufre el desconsuelo.
El entendimiento quedó atado en las copas de aquellos árboles que tratan de rozar los balcones de D-os, para ser escuchados.

Como quisiera abrazarlos, llevarles una sonrisa, una esperanza, la FE, que siempre tiene que permanecer en esos ojos que buscan el cielo azul.
¡No quiero lagrimales golosos!
Quiero almas guerreras, manos entrelazadas, unas con otras.
Quiero la música interior de cada uno a flor de piel.
Los pienso y están en mis oraciones. Conversando con un tiempo que se mira en cada esquina, sin saber dónde recostarse.

Con la Nada enroscada en las hortensias.
Con los ecos encogidos y una procesión de mariposas lilas, que revolotean sin rumbo fijo.
Los tengo en mis versos, en mis sueños, con la promesa de la luna y las estrellas, de que siempre habrá un mañana.
¡Vamos Perú!
Bendiciones

Compartir