logo La Razón
El diario de todos los peruanos
Opinión

El comunicado no es del Tribunal Constitucional

14 Jul. 2017

El comunicado no es del Tribunal Constitucional

Por: Sergio Tapia

El miércoles de esta semana El Comercio, Perú21, La República y Diario Uno, publicaron por contrato y pago del espacio, un texto firmado por 4 miembros del Tribunal Constitucional (TC), los que individual y personalísimamente son objeto de un procedimiento de acusación constitucional ante el Congreso de la República.

Ese trámite recién se está iniciando, y ni siquiera está en la etapa de notificación de la denuncia para conocimiento de los denunciados. Más adelante, ellos podrán ejercer su derecho de defensa, e irrestricta. Así como los denunciantes, tendrán es el espacio procesal para probar sus pretensiones.

Pero, en la actual estación procesal, tan prematuramente de inicio, los 4 miembros del TC optan por lanzar “su comunicado”. Y, dirigido al Congreso como se expresa en el numeral 4: “que la Comisión Permanente no debe repetir el error al cual se ha inducido a la Subcomisión, pues se estaría violando el debido proceso”.

Los 4 magistrados del TC, conminan al Congreso de la República, a ejercer funciones tal como le sea conveniente a los intereses de los 4 magistrados: ¿Qué raro? Y, son jueces

Los 4 magistrados actúan en interés de su propia causa, porque la denuncia no es “contra” el Tribunal Constitucional, sino contra los señores Miranda, Ramos y Espinoza-Saldaña, y la señora Ledesma. Individualmente considerados, no como representantes de los intereses institucionales del Tribunal Constitucional

Sin embargo, ellos 4, utilizan en “su comunicado” el Escudo Nacional que es el sello del Estado, el nombre de un órgano constitucional autónomo que es el “Tribunal Constitucional”, y en un acto de control debería verificarse si se pagaron los avisos con fondos públicos asignados al presupuesto del Tribunal Constitucional. Es prudente discernir en estas nuevas responsabilidades incurridas.

Las denuncias constitucionales se admiten, por el Congreso de la República, si se refieren “a hechos que constituyan infracción a la Constitución y/o delitos de función”.

La denuncia interpuesta el 25 de abril, es porque los 4 miembros del TC habrían incurrido en infracción y en delitos, mediante una resolución que se publicó el 3 de marzo de 2017. La misma presunta infracción y presuntos delitos, se reiteraron por los mismos 4 magistrados, en la resolución publicada el 30 de marzo de 2017, que declaró improcedente la nulidad deducida contra esa resolución del 3 de marzo.
A ellos no se les denuncia por recursos de reposición pendientes, que nada tienen que ver con las responsabilidades por infracción a la Constitución y delitos, que habrían perpetrado mediante las resoluciones que se publicaron el 3 y el 30 de marzo.

Es un anti-testimonio para la ciudadanía, el espíritu cívico y la estabilidad del estado de derecho, que esos 4 magistrados que aún integran el Tribunal Constitucional, promocionen Comunicados inescrupulosos con la verdad, con la finalidad de trastornar la auténtica división de poderes que la República exige.
Los hombres hacen las instituciones. La carencia de idoneidad en el ejercicio de la función pública, es causa de gravísimas consecuencias, por el uso indebido del poder que otorga el ejercicio ilegítimo de la autoridad.

Se impone, por impostergable y urgente, la necesidad de transformar al Estado. Siendo la vía idónea, la elevación de la calidad humana integral, de quienes son convocados para el ejercicio de la función pública.

Blog