logo La Razón
El diario de todos los peruanos
Opinión

En torno a la huelga de los maestros

28 Aug. 2017

En torno a la huelga  de los maestros

Por: Juan Sotomayor

El gobierno ha oficializado vía Decreto de Urgencia varios ofrecimientos realizados a los maestros durante la huelga. Mientras en algunas regiones se anuncia el levantamiento de la paralización, otros dirigentes amenazan con radicalizarla, el Minedu anuncia descuentos, despidos y contratación de reemplazantes para los huelguistas. Aún no sabemos si miles de alumnos podrán salvar el año escolar. Bajo este contexto quisiera compartir breves reflexiones con ustedes.

En primer lugar, es evidente que los sueldos de los maestros no están acordes a su trascendental función en la sociedad. Ellos deberían estar entre los profesionales mejor pagados delpaís y eso aún está muy lejano.En consecuencia, sus reclamos son justos.Segundo: la educación es uno de los servicios públicos donde existe mayores desigualdades por resolver. Es increíble el déficit de oportunidades para los maestros del interior del país, así como la diferencia de condiciones entre algunos colegios nacionales de la capital con muchas escuelas de los lugares más recónditos: Gran reto del Estado para acortar estas brechas.

Tercero:Todo profesional en ejercicio debería estar en evaluación permanente, orientada al continuo perfeccionamiento de los servicios que brinda a la comunidad. Los profesores no son una excepción. Pero también es cierto que ante las dificultades que atraviesa el magisterio en el Perú, dicha evaluación debe estar condicionada a la capacitación y dotación de elementos básicos. No le puedo exigir maestría a un profesor cuando ni siquiera puede satisfacer sus necesidades vitales.

Cuarto: Es imprescindible despolitizar el tema educativo. Ni el gobierno, ni la oposición, muchos menos los dirigentes del magisterio tienen derecho de jugar con algo tan sagrado como la educación de nuestros hijos y el futuro del país; ni para desacreditar los justos reclamos de los docentes, ni para sacar provecho de su situación.

Quinto: El problema educativo no acabará con esta huelga. En lo sucesivo, el Estado debe dar la iniciativa evitando mostrar la imagen de ministros que parecen lejanos a la realidad del país y que carecen de manejo de situaciones complicadas. Lo más preocupante de los beneficios obtenidos hoy por los maestros, es la idea que para conseguirlos es necesaria la violencia e intransigencia. Ojalá sea una lección aprendida por el gobierno.
————-