logo La Razón
El diario de todos los peruanos
Opinión

Estado de Michigan: leyes totalitarias

05 Dec. 2017

Estado de Michigan: leyes totalitarias

Por Javier Valle Riestra

En lo particular, me parece por demás curioso que, en un país como los Estados Unidos de Norteamérica, uno de sus Estados miembros (Michigan), contemple una disposición legal en su Código Penal que sea contraria a los Tratados Internacionales sobre Derechos Humanos y, desde luego, contraria a la presunción de inocencia que establece el literal e) del inciso 24° del articulo 2° de la Constitución Política del Perú que hoy nos rige.

Desde luego que el delito imputado en USA a Caffelli es singularmente grave. Sin embargo, esa misma gravedad debe conducir a pruebas concluyentes que demuestren esa conducta y sirvan para encarcelar a quien cometió el crimen. No obstante, el material probatorio que el Estado requirente (según lo actuado en el sumario) y a lo alegado por la defensa del extraditurus, conduce, aparentemente, a mostrar la inocencia del estraditurus respecto de los cargos que se le imputan. Pero eso no es todo.
Lo realmente preocupante radica en que el debate probatorio que naturalmente debe darse en el proceso judicial respectivo (del Estado requirente), se ve seriamente empañado por una disposición (la sección 750.520h del Código Penal de Michigan) inconstitucional para nosotros y, sobre todo, contraria a los Tratados Internacionales de Derechos Humanos.

Por ello consideramos que la existencia de esta disposición legal en el Estado de Michigan, USA, obliga a que el Estado peruano, cuya defensa de la persona humana es su fin supremo (tal como así lo dice el artículo 1° de la Constitución de 1993), debiera declarar la improcedencia de la solicitud de extradición, con arreglo a lo dispuesto por el literal b) del inciso 2° del articulo 517° del Novísimo Código Procesal Penal, dado que el proceso judicial tramitado en aquel Estado donde se pretende juzgar el extraditurus no cumple las exigencias internacionales del debido proceso. En efecto, el problema que plantea la disposición legal citada consiste en que si bien no restringe la actividad probatoria para la acreditación del hecho imputado al agresor; sin embargo, la ley admite la posibilidad que, ante la insuficiencia probatoria, baste la declaración de la víctima. Es decir, ante la insuficiencia probatoria la ley penal de Michigan no admite la presunción de inocencia, sino que simple y llanamente admite que esta puede ser destruida tan solo por la declaración de la víctima. En otras palabras, al procesado podrá condenársele con el sólo merito de la declaración del agraviado.
Lima 5 de diciembre de 2017