logo La Razón
El diario de todos los peruanos
Opinión

Estado o gobierno

27 Nov. 2017

Estado o gobierno

Por Francisco Diez-Canseco Távara

Cuando Meche Aráoz sale a defender a la Presidencia confunde el concepto de Estado con el de gobierno porque, en realidad, está defendiendo a Kuczynski frente a sus posibles y denunciadas conexiones con Odebrecht y no la estabilidad de una institución clave para el sistema democrático.

El encargado de esa defensa es, sin duda, el propio PPK. En la medida en que se niegue a declarar ante el Congreso y pretenda seguir contestando por escrito, la sensación remanente es negativa frente a las evidencias que van apareciendo y antecedentes tales como la “botada” de la Procuradora Ampuero precisamente por querer investigarlo sobre la materia.

El sistema democrático, con todos sus defectos, es el único que en principio puede garantizar, de una u otra manera, que se investigue y se sancione los casos de corrupción. El poder corrompe y ha sido precisamente la impunidad que suele acompañarlo la que ha permitido el terrible escenario de los últimos 30 años en los cuales, dicho sea de paso, también ha tenido activa participación política el propio PPK.

Ya he escuchado también las voces de quienes sostienen que la ola anticorrupción desatada por Lava Jato es dañina para la democracia y sólo beneficia a sus enemigos.

Nada más falso: es imposible sostener el sistema democrático sobre bases corruptas que son precisamente las que impulsan el antisistema en la medida en que no se alienten y concreten medidas concretas para quienes, al robarle al Estado, están sustrayendo el dinero de todos los peruanos.

Necesitamos la reconstrucción moral del Perú y, para ello, la caridad comienza por casa. En este caso, por Palacio de Gobierno desde donde PPK y sus ministros tienen la obligación de actuar en forma transparente y efectiva, algo que no viene ocurriendo hasta ahora,

El resto es politiquería mercantilista al servicio de quienes más daño le han hecho al Perú.

(*) Presidente de Perú Naciòn Presidente del Consejo por la Paz