logo La Razón
El diario de todos los peruanos
Opinión

¿Feliz Día del Periodista?

03 Oct. 2017

¿Feliz Día del Periodista?

Por: Jorge Rochabrunt Gamarra

El domingo que pasó miles de periodistas celebramos nuestro día. Todos los periodistas estuvimos muy contentos y ceremoniosos el domingo primero de octubre celebrando el Día del Periodista. Quiero por ello, tomarme la licencia del caso en estas líneas para escribir sobre el punto, ya no saludando a todos mis colegas, porque eso ya pasó. El Facebook sirvió para eso y estuvo muy bien.

Ha llegado el momento de debatir a fondo, cuál es el camino que está siguiendo la profesión de periodista y comunicador en el Perú. Quienes tenemos cerca de tres décadas y junto a otros colegas con cuatro o cinco décadas en la profesión y estamos realmente preocupados por el destino de nuestra querida profesión, tenemos claro que el mundo ha cambiado y ha llegado el momento de detenerse a mirar, cuánto hemos cambiado nosotros, los periodistas y comunicadores.

No es un tema solamente de empleabilidad, seguridad y estabilidad en lo laboral, es principalmente un tema de credibilidad, predictibilidad en la conducta ética, pero también de visión y revisión de las oportunidades ante el mundo cambiante, cuando muchas redacciones del mundo se han derrumbado para dejar pase a nuevos sistemas y plataformas de comunicación.

Por otro lado, muchos de los periodistas han pasado de los medios a las relaciones públicas, otros a la investigación y la política y muy pocos, realmente muy pocos quedan firmes en las redacciones de medios tradicionales y muchos pululan en las redacciones virtuales del periodismo blogero, de las publicaciones sin dirección y sin papel.

Sin perjuicio de ello, lo que nunca cambiará y que se deteriora en forma preocupante, es la necesidad de sostenerse en una profesión con ética, con responsabilidad social, con capacidad para seguir entendiendo qué es el interés público, con visión y olfato de noticia, con capacidad para sobrevivir en medio de la pobreza en muchos de los casos.

Mientras que de otro lado, tenemos a relacionistas públicos que usan medios periodísticos para hacer la tapada de corporaciones, que dicen que hacen periodismo cuando en realidad hacen gestión de imagen. Eso parece poco importante para la sociedad, cuando en realidad es muy importante, porque el indicador más importante de una democracia, que es la libertad de expresión, se ve manipulada por estas formas complejas de propaganda revestida de noticia.

Pero ese es el aspecto complicado de la agenda pública del periodismo y la comunicación. El otro tema es: ¿Cuántos bachilleres, licenciados, egresados de comunicación y periodismo existen en Perú? ¿Dónde están y qué hacen? ¿Cuántos nuevos periodistas y comunicadores tendremos en los próximos 10 años? ¿Qué harán? Realmente son temas cruciales que tienen que ver con la calidad democrática de un país, sobre su agenda pública, la información veraz, un periodismo independiente, y medios sólidos.

¿Cuántos periodistas existen en Perú con empleo formal? ¿Cuántos están por locación de servicios y cuántos emiten facturas como empresas individuales de responsabilidad limitada?
En el Día del Periodista, celebramos todos, pero ciertamente, me pregunto si realmente tenemos muchos motivos para hacerlo, y si la sociedad peruana tiene los elementos para sentirse segura y orgullosa del periodismo y de los comunicadores de los que dispone. Imagino, que muchos ya deben estar riéndose de mí en este momento…