logo La Razón
El diario de todos los peruanos
Opinión

¿Hoy un juramento… y mañana qué?

20 Sep. 2017

¿Hoy un juramento… y mañana qué?

Por: Martín Belaunde Moreyra

Esperemos que no resulte como la vieja canción “Amores de Estudiante”, de Carlos Gardel, “Hoy un juramento y mañana una traición”. Zavala hizo una apuesta arriesgada con muy pocas posibilidades de éxito, pero puso las cosas en su sitio trazando un derrotero. Personalmente considero que la censura por la bancada fujimorista a la ex ministra Martens en las circunstancias de la “suspendida huelga magisterial”, como si lo natural fuere no trabajar y lo excepcional dictar clases, constituía un grave error. Revelaba entre otras cosas un apoyo indirecto a los huelguistas, proyectandoademás la sensación que trabajaba en pared con los sectores más violentistas. Con el pedido de confianza formulado por el ex Presidente del Consejo Ministro Zavala al amparo del artículo 133 de la Constitución, el Congreso tenía dos opciones, ambas válidas desde un punto de vista constitucional, dársela o negársela. Optó por la segunda, con lo cual en el terreno político la bancada fujimorista se acerca a la posibilidad de una disolución del Congreso si censura a otro gabinete. ¿Querrán llegar a ese extremo? Me parecería poco prudente, pero nunca se sabe y eso mucho depende de la evolución de las encuestas y del grado de aprobación que el gobierno tenga en la opinión pública, ahora muy bajo.

La otra pregunta que cabe formular es la siguiente, ¿querrá el gobierno forzar una situación que conduzca a una censura del actual gabinete para dar el salto al vacío de la disolución del Congreso y convocar nuevas elecciones parlamentarias? Una actitud de ese estilo no parece concordar con el temperamento conciliador del Presidente Kuczynski, quien al menos de una manera pública proyecta la imagen de llevar la fiesta en paz. Ciertamente tampoco parece ser la tesitura de la nueva PCM Araoz en su primera conferencia de prensa del día domingo 18 de setiembre, que ya mencionó unas primeras coordinaciones con el Presidente del Congreso para su próxima investidura. Por consiguiente, estamos frente a una incógnita que solo las iremos conociendo conforme se desarrollen los acontecimientos.

En este ámbito la clave más que en el gobierno, reside en la oposición fujimorista. ¿Qué desea hacer el fujimorismo? Esperar pacientemente hasta el 2021 y tentar nuevamente la suerte electoral con la idea de que a la tercera va la vencida, tal como lo hizo con Humala,a pesar de que solo era la segunda. Si tal es el criterio de doña Keiko Sofía habría que felicitarla por su espíritu cívico y sabiduría política de largo alcance. ¿Pero lo será? Espero que sí. Siempre hay que confiar en la buena fe de las personas y yo confío en la de ella. Dicho sea de paso, la buena fe es la clave del derecho y la política. Sin embargo, la mala femuchas emergen atrincherada en la lucha por el poder,para crear desastres políticos. Los ejemplos históricos son más que abundantes.¿Cuál podría ser una señal de una hipotética mala fe de la mayoríafujimorista? Aprovechar de su número para modificar el artículo 134 de la Constitución y dejar sin efecto la posibilidad de la disolución del Congreso si censura a dos gabinetes. Ahí reside la clave.