logo La Razón
El diario de todos los peruanos
Opinión

La Libertad de prensa en peligro

15 Feb. 2017

La Libertad de prensa en peligro
La Libertad de prensa en peligro

Por: Azi Wolfenson

Acaba de hacer pública la Asociación Mundial de Periódicos (World Association of Newspapers – WAN) en su reciente fórum el peligro en que se encuentra la libertad de prensa en el mundo.

Pero no se crea por acción de algunos dictadores o por decisión de algún gobierno. No, por culpa de los propios medios de prensa que están publicando noticias falsas en cantidad alarmante. Ello no sólo desorienta a los lectores sino que afecta a los gobernantes para tomar decisiones.

Nos parecían lejanos los tiempos del nazi Goebbels que decía: miente, miente, que algo queda. Pero hoy en día existen líderes, partidos y gobiernos que hacen uso de mentiras e informes falsos constantemente.

Puedo citar a líderes cómo la Autoridad Palestina por ejemplo o también a su contraparte el grupo terrorista Hamass que acusan a Israel de asesinatos que no ocurrieron y que presentan como víctimas a cadáveres que de repente se mueven en los videos o que corresponde a otras guerras. También puedo mencionar al gobierno de Irán que niega el Holocausto donde murieron tantos millones de personas inocentes de toda condición y origen.

Y la lista es sumamente larga. Se ocultan los asesinatos de tantos inocentes en guerras en todos los lugares en el mundo. Atropellos que se narran de acuerdo al criterio y deseo de quien es dueño o influye en el medio de comunicación. Donde se inventan a cada dos por tres “organismos de defensa de los derechos humanos que justamente defienden al agresor. Es decir que la historia la escriben como siempre los vencedores y no los vencidos.

Se publican incluso noticias falsas de las encuestas como las votaciones en Inglaterra donde la mayoría votó por salirse de la Unión Europea, o las que favorecían el No aceptar el acuerdo de Paz que favorecía a la guerrilla o la propia elección de Trump como presidente de Estados Unidos. Y no es que todas las encuestadoras estaban equivocadas sino que cada gobierno hizo publicar cifras de la encuesta que daba como ganadora la tesis que ellos apoyaban.

Hace poco se publicó que el señor Trump había cancelado el espacio de noticias en español de la casa Blanca y tremendo escándalo que se armó de discriminación contra nosotros los latinos. Por allí escondida leí la noticia de que el sistema estaba en mantenimiento. Y efectivamente a los pocos días volvió a transmitirse en español señalando que ya había finalizado el mantenimiento. Sin embargo, las excusas de algunos pocos fue que había reaparecido por la presión de los medios. Otros simplemente informaron que otra vez estaba en servicio

Es decir que los comentaristas se hacen eco de las noticias periodísticas y orientan equivocadamente al lector y al televidente de acuerdo a las mentiras que se propalan. No quiero significar que todos los medios publiquen mentiras y que todas las noticias sean falsas. Lo que quiero señalar es que el periodismo en general está perdiendo su esencia y cada vez se está alejando de aquella frase de García Márquez de que el periodismo era la más noble y mejor de las profesiones.

Parece que hoy a los periodistas nos conducen de las narices algunos interesados en su propio beneficio y nos llevan a que publiquemos noticias sin verificar la veracidad de las mismas.

Por ello quiero hacerme eco de lo alarmante de la situación, donde el llamado cuarto poder no sólo va a ir perdiendo credibilidad (si no la ha perdido ya) sino que seremos los propios medios de comunicación los que cavemos la sepultura de la libertad de prensa que se habrá convertido en libertinaje ó sólo en un medio de publicidad en la que incluso nadie va a creer.