logo La Razón
El diario de todos los peruanos
Opinión

La perversión del Tribunal Constitucional (III-final)

10 Nov. 2017

La perversión del Tribunal Constitucional (III-final)

Por: Sergio Tapia T.

Con esta entrega la serie en la que hemos sostenido que, en el Caso El Frontón, cuatro miembros del Tribunal Constitucional (TC) han pervertido y perturbado la misión del TC, que es preservar la Constitución.

El TC es un “tribunal”, un “Lugar destinado a los jueces para administrar justicia y dictar sentencias”, como señala el diccionario de la Real Academia. El documento que contiene una decisión de los miembros del TC se denomina “sentencia”. Por lo tanto, no puede negarse que los miembros del TC son jueces, aunque no sean miembros del Poder Judicial. Debido a que nuestro diseño de administración de justicia otorga atribución al Poder Judicial y también a otros órganos estatales más: Jurado Nacional de Elecciones, Consejo Nacional de la Magistratura, Fuero Militar y Policial y al TC. Todos administran justicia, sus miembros son jueces en sus especialidades y competencias, de las que celan y recelan.

Desde junio de 2014 hasta junio del 2019, se designaron seis de los actuales miembros del TC: Miranda, Ledesma, Ramos, Espinosa-Saldaña, Blume y Sardón. Y, continuó en el cargo Urviola, el sétimo miembro; quien ha sido recientemente reemplazado por Ferrero, al haber concluido su período de nombramiento de cinco años.

Cuatro de esos designados en junio de 2014, con el efímero empoderamiento que otorga ser mayoría contra los otros tres, cambiaron la sentencia del año 2013 que resolvió un Habeas Corpus en el Caso El Frontón. Alterar sentencias está expresamente prohibido por la Constitución y por el Código Procesal Constitucional, además constituye delito según el Código Penal.

Cuando los altos funcionarios públicos, como los miembros del TC, en el ejercicio de sus funciones, incurren en infracción a la Constitución, corresponde al Congreso la atribución de investigar y sancionar, con la destitución y la inhabilitación (hasta por 10 años). Para lo que se exige el voto de los 2/3 de congresistas, 87 votos, que es una alta valla porcentual. Si la decisión es de acusar por un delito, y suspender mientras dure la investigación penal, la decisión se adopta por la mitad más uno de los congresistas, menos los que son miembros de la Comisión Permanente.

En esta semana, se inició el procedimiento de acusación constitucional contra esos cuatro miembros del TC, que durará un par de semanas más. Los marinos que salvaron rehenes en El Frontón y ayudaron a pacificar la isla-penal tomada con armas y bombas por los terroristas, en junio de 1986, han ejercido su derecho de denunciar a esos funcionarios que los han perjudicado cambiándoles la sentencia. Hay muchas voces de la sociedad civil que se expresan a favor de esta investigación, porque se quiere saber la verdad, por el bien de la República, la estabilidad del Derecho y la tutela del respeto de los derechos fundamentales de aquellos ciudadanos sometidos a merced de los altos funcionarios empoderados.

Blog (colección artículos publicados en La Razón): http://sergiotapiatapia.blogspot.com/