logo La Razón
El diario de todos los peruanos
Opinión

Man Ray

24 Jun. 2017

Man Ray
Lilly Reiss

“La búsqueda de la libertad y el placer; eso ocupa todo mi arte”

Man Ray, seudónimo de Emmanuel Radnitzky (Filadelfia,27 de agosto de 1890 – París, 18 de noviembre de 1976) fue un artista modernista estadounidense que pasó la mayor parte de su carrera en París (Francia). Fue un importante contribuyente a los movimientos dadaísta y surrealista, a pesar de que sus vínculos con cada uno eran informales. Él era conocido en el mundo artístico por su fotografía avant-garde, y también fue un reconocido fotógrafo de retrato.

“Despreocupado pero no indiferente”, así reza su epitafio en el cementerio de Montparnasse. Una frase que podríamos aplicar a su obra y a acciones tales como la creación de esos rayogramas. Nos hace ver la importancia de la idea, del concepto, de la transmisión artística visceral, creativa, imperfecta despreocupada tal vez como Man Ray, aunque siempre realizada con un sentido. Las mujeres fatales y sus desnudos son recurrentes en su obra. De hecho gracias a la inspiración de su modelo y amante Kiki de Montparnasse, nació una de sus obras más emblemáticas, “Le Violon d’Ingres”, que refleja en una sola imagen todo lo que este creador es para el arte. Porque se respira pintura por esa pose que nos traslada inmediatamente al pintor Ingres, tan admirado por Man Ray, pero a su vez nos mete de lleno en ese juego de dobles lecturas, convirtiendo el cuerpo de la mujer en un gran violonchelo por medio de esas “efes” añadidas porteriomente en edición. Idea, inspiración, creación, diseño, fotografía, pintura.

Fundamentalmente su aportación nos lleva directamente a pensar que tras una imagen hay una idea detrás. Man Ray no fue un documentalista. Fue un creador, y como tal, su legado nos hace reflexionar en torno a lo que debemos ver más allá de una imagen.

Fuente: Wikipedia